Para nadie es un secreto la alegría que trae una mascota al hogar.

Los perros de asistencia, agregan un plus a la vida de las familias con discapacitados.

Es importante recalcar, que los perros de asistencia no son simples mascotas. Estos son entrenados para cumplir funciones específicas, como ayuda psíquica y física

Estos héroes son entrenados para soporte de aquellas personas que tienen discapacidades físicas, visuales, auditivas y niños dentro del espectro autista.

Estos canes, no sólo brindan alegría y compañía, sino que pueden realizar diferentes tareas: abrir puertas, ayudar a vestirse, coger objetos, encender luces, alertar a los dueños de alguna situación y alguna otra habilidad de la que pueda ser producto de entrenamiento, según las necesidades.

El perro de asistencia, es entrenado bajo una condición de respeto hacia el animal, procurando que aprenda bajo un refuerzo positivo, a través de recompensas con alimentos, caricias y juegos.

Estos colaboradores son plenamente identificados, de tal manera, que cualquier persona que se acerque a su dueño, pueda saber que su acompañante, es un perro entrenado con el objetivo de asistir a esa persona; por lo tanto, no debe ser objeto de distracciones y de no permitírsele su acceso, a los lugares donde se dirija el dueño.

Los perros de asistencia, se escogen según el tipo de discapacidad de la persona. Llevan un entrenamiento básico a temprana edad y una vez comienza el periodo de adaptación con la persona discapacitada, continua el entrenamiento para que pueda cumplir con las tareas requeridas.

Las razas más comunes para esta disciplina son: Labrador y Golden Retrievers, por su aspecto físico; ya que no se ven intimidantes ni agresivos.  Pero en realidad, puede ser cualquier raza de perro.  Lo importante es que su temperamento sea equilibrado, tranquilo y dócil.

En la parte psicológica, aporta un beneficio emocional al dueño y puede inducirlo a tener una mayor sociabilización. 

El aporte que brinda un perro de asistencia es invalorable. Muchas familias con discapacitados han encontrado en ellos, la mejor solución para sus necesidades.