L

a hipertensión es un problema de salud que afecta aproximadamente al 34% de la población adulta en el Perú. 


Este nuevo descubrimiento, hecho por investigadores de la University College de Londres, demuestra que los espacios cálidos ayudan a controlar la hipertensión.


Lo que parecía impensable, es un nuevo elemento que se debe tomar en cuenta en los diagnósticos; puesto que la temperatura del ambiente interior también puede alterar la presión sanguínea.

Existen muchas recomendaciones médicas para que el paciente pueda controlar su presión sanguínea, acciones como evitar el tabaco, beber de una a dos copas de vino máximo al día, bajar la ingesta de sal a dos o tres gramos al día, controlar el peso con una dieta hipocalórica balanceada y ejercitación regular con baja intensidad.

El resultado de esta investigación, nos aporta una nueva recomendación en la lista cuidados diarios, y esta consiste en mantener un ambiente cálido en el hogar. 

Los investigadores concluyen que la disminución de 1 grado centígrado en la temperatura interior, se asoció con aumentos de 0,48 mmHg en la presión arterial sistólica y 0,45 mmHg en la diastólica.

Se tomó una muestra de 4.659 personas, a las que se les midió su presión arterial; así como también, se registró la temperatura interior de la habitación, donde los resultados, confirmaron indiscutiblemente su descubrimiento.

Finalmente, el autor principal del estudio Dr. Stephen Jivraj indica lo siguiente: "Nuestra investigación ha ayudado a explicar las tasas altas de hipertensión, así como los posibles aumentos de las muertes por accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca, sugiriendo que las temperaturas interiores deben tomarse más en serio en las decisiones de diagnóstico y tratamiento".