La creatividad está presente en cada individuo; si se analizan algunas técnicas para su desarrollo, esto nos permitiría potenciar su nivel, explorando así nuevas metodologías para su crecimiento.
Según lo define Mihalyi Csikszenmihalyi, la creatividad ¨es cualquier acto, idea o producto que cambia un campo ya existente o que transforma un campo ya existente en uno nuevo¨.
¿Cómo desarrollar la creatividad?  
Mencionaremos cuatro de las formas más eficientes.
1. Tormenta de ideas o Brainstorming: Consiste en reunir a un equipo interdisciplinario para aportar ideas desde distintos puntos de vista, respetándose la opinión de cada integrante; luego se debate cuál es la mejor opción aportada por cada individuo o grupo según se organice la dinámica.
2. Sinética: Consiste en diferentes verbos que pueden ser utilizados por los profesionales, para ayudar a resolver problemas.  Las acciones que se suelen utilizar en el ámbito empresarial son términos como: Sustraer, añadir, sustituir, fragmentar, contradecir, enfatizar, distorsionar, animar, entre otros.
3. Conexión de ideas: Consiste en tomar dos ideas que no tienen ninguna relación entre si y buscar la manera de unirlas.  Este ejercicio te ayudará a establecer nuevas conexiones de ideas y desarrollar la capacidad de analizar desde nuevas perspectivas y enfoques.
4. Cuestionamiento creativo: Consiste en hacerse preguntas que no se puedan responder de forma afirmativa o negativa. Sino que busca ir a un pensamiento más profundo estimulando la imaginación.  El cuestionamiento creativo se expresa a través de la pregunta ¿por qué? el paso siguiente es establecer las alternativas existentes y tratar de poner en práctica los más viables para obtener así nuestro resultado final.
Estamos conscientes de que la innovación es factor determinante en el crecimiento de las empresas, la misma está ligada a la creatividad.  Ponga en práctica estas herramientas y obtendrá mejores resultados.