Para conseguir el mejor desempeño de tus trabajadores, se requiere dotarlos de todos esos conocimientos y habilidades necesarios para cumplir cabalmente con sus compromisos laborales.
La capacitación de personal, está presente en muchísimas organizaciones. Los empresarios han entendido su importancia y los múltiples beneficios que proporciona.
La ventaja de tener un personal capacitado, es que permite mantener al mismo siempre motivado, aumentando la confianza en sí mismos, haciéndoles más competentes; su preparación, les brinda mayor capacidad de respuesta ante los problemas, de forma tal, que se van forjando para emerger como nuevos líderes dentro de la organización. 
La capacitación constante del personal, permite una mayor eficiencia, incrementando la productividad y rentabilidad del negocio. Mejora la imagen de la organización y levanta la moral de los trabajadores. Estos,  se sienten más identificados con la cultura de la empresa y los hace individuos más estables.
A través de estas prácticas se logra mayor flexibilidad a la hora de asumir nuevos retos y las relaciones entre los jefes y subordinados mejoran notablemente.
Todo va avanzando de forma acelerada, la tecnología y métodos de hacer negocios cambian constantemente. La capacitación permite la adaptabilidad necesaria para esos cambios; de tal manera que para estar al día ante esos cambios, la organización no se ve obligada a incorporar nuevos talentos, sino que ya cuenta con un personal capaz  de enfrentar el advenimiento de los nuevos desafíos.