S

e ha demostrado a través de una investigación, que las mujeres recibenmenos financiamiento para sus proyectos que los hombres; y aun así, generan eldoble de ganancias que ellos.


Este estudio corresponde a una publicación hecha por The BostonConsulting Group y MassChallenge, titulada Why Women-Owned Startups Are aBetter Bet, en español: ‘Por qué las mujeres son una mejor apuesta’.


En comparación, los hombres llegaron a recibir financiamientos quesumaron los 2,12 millones de dólares, mientras que las féminas, obtuvieron untotal por financiamiento o cofinanciamiento de 935 mil dólares. A pesar de estadisparidad, las mujeres lograron generar ingresos de 78 centavos por cada dólarde financiación, en cambio los hombres apenas generaron ingresos de 31 centavospor cada dólar de financiación. 


En un período de cinco años los emprendimientos cuyos propietarios sonmujeres alcanzaron a generar 730.000 dólares, mientras que en el caso de losemprendedores masculinos, solo llegaron a generar 662.000 dólares. 


Katie Abouzahr, quien ha sido investigadora y coautora de esta investigación,manifiesta su decepción, en cuanto a que las mujeres no lleguen a recibir elmismo capital que los hombres, cuestión que no le sorprende; pero lo que si leha sorprendido, es la efectividad de los emprendimientos fundados por mujeres,por lo que "generan mejores rendimientos y son una mejor apuesta".


Esta publicación ha tomado los datos de 350 compañías que participaronen el programa mundial de startups MassChallenge. Asimismo, fueronentrevistados inversores y fundadores para indagar sobre la causa de esa grandisparidad de inversión. Lográndose descubrir que las emprendedoras, sonvíctimas de más rechazos que los hombres durante sus exposiciones, Además hayuna probabilidad de que las mujeres realicen suposiciones realistas en suplanificación comercial; entretanto, los hombres suelen ser más atrevidos.


Matt Krentz, coautor de la publicación, comenta que ese atrevimiento "puedeser recompensado debido a la mentalidad de algunos inversores de capitalriesgo". Finalmente, John Harthorne, consejero delegado de MassChallenge,manifiesta que los inversores "deben tomar sus decisiones de financiaciónde manera más objetiva, y los aceleradores deben apoyar a las mujeres".