T

ener una estrategia, para iniciar una campaña que contemple contenidos de interés a través de las redes sociales, no solo llevará a su emprendimiento a un mayor alcance, sino que promoverá su canal de ventas en línea para lograr el éxito que desea.


Para que la conexión entre la marca y el cliente tenga una mayor cercanía y efectividad, puede usar las distintas redes como Facebook, Linkedln, twitter e Instagram entre otras. Es probable que ya haya probado su efectividad para aumentar sus ventas, pero en caso contrario, no pierda la oportunidad para exprimir sus bondades.


Lo más deseable es que su lanzamiento en las redes comprenda una buena estrategia, por lo que le convendría asesorarse con profesionales en el área de mercadeo y publicidad. De esta manera, usted puede formular un plan bien diseñado para garantizar el éxito de su negocio. Mientras más presencia tenga en las redes, más se verá beneficiado el crecimiento de su PYME.


Las redes con mayor cantidad de usuarios activos son Facebook e Instagram; esta última es la que ha tenido más crecimiento actualmente; aunque aún no supera a Facebook. Muchas PYMES se están favoreciendo del uso de estas herramientas con resultados palpables. Lo importante de esta estrategia de mercadeo digital, es que su alcance se puede medir fácilmente. Existen herramientas como Google Analytics, que le ayudará a verificar si a sus metas se les han dado cumplimiento o no.


En este proceso de impulsar su emprendimiento a través de las redes, es sumamente necesario que antes se conozca al detalle toda la información de sus clientes potenciales, sus preferencias, gustos, y demás datos necesarios para que en su campaña pueda haber un contenido atractivo, y así captar la atención de su público objetivo.


Una vez definida la estrategia, y aplicada, hay que hacerle seguimiento para saber si la misma, está bien encaminada o requiere de algún ajuste. No espere más, es muy sencillo y económico el uso de estas herramientas para generar mejores oportunidades para su emprendimiento.


No tener presencia en las redes así como en la web, es un suicidio organizacional. De no haber presencia en estas, su negocio no será visible; es decir, no existe para los consumidores y esto es un error muy grande para cualquier empresario que desee posicionarse en el mercado.