E

l peruano lleva la vena del emprendimiento. 43% de los peruanos desea iniciar uno en los próximos tres años. Esta es una economía muy activa, indudablemente; sin embargo, hay una realidad un poco contradictoria, ya que a pesar de ese espíritu emprendedor más del 70% de los emprendimientos en Perú no sobreviven los 3,5 años.


Nuestro país es el tercero a nivel mundial con una tasa del 24,6% con emprendimientos en fases iniciales, (actividad menor de 3,5 años); a pesar de esto, se ubica en el sexto puesto en el mundo con emprendimientos establecidos con más de 3,5 años de actividad, con indicador del 7,4%.

Uno de cada 4 peruanos adultos, ha iniciado o ya tiene un emprendimiento en movimiento. Todos estos datos arrojados por una investigación de GEM Y ESAN son realmente preocupantes en vista de todo el potencial que se pudiera generar de lograrse la sostenibilidad de todos esos emprendimientos.

¿Cuáles pudieran ser las causas de esta rareza?

Pueden ser múltiples las causas, pero en líneas generales podemos decir, que si bien es relativamente sencillo iniciar un emprendimiento, no todos los emprendedores están listos para manejarlo adecuadamente.

La falta de preparación incide negativamente en el éxito de una PYME. El solo hecho de no administrar bien el negocio por desconocimiento, es mortal. Aunado a esto, hay muchas variables como gastos operativos y financieros muy fuertes (alquileres, pasivos laborales, tasas de interés sobre préstamos, impuestos, etc.), que no permiten alzar el vuelo a las pequeñas empresas que no se encuentran preparadas en un amplio sentido.

Retomando el tema de la preparación, es imprescindible que el emprendedor busque la manera de adquirir capacitación empresarial antes o durante su emprendimiento. Esto le brinda la oportunidad de formularse estrategias adecuadas para catapultar su empresa o iniciativa.

Hay muchas facilidades para emprender en el Perú. Si tiene la debida preparación, es muy probable que su idea de negocio marche sobre ruedas y logre transgredir esa línea amenazadora de los 3,5 años. 

La aplicación de un marketing mix, con la debida asesoría, personal calificado para cada puesto de trabajo, además de una buena gestión administrativa, son acciones que garantizan el éxito de una PYME.

Ya sabe amigo emprendedor, no basta solo las ganas, llevar un negocio no se puede tomar a la ligera, si quiere crecer y mantenerse en el tiempo.