T

odos se sienten sumamente motivados cuando los incentivos son materiales, es decir, con dinero. Sin embargo, es bien sabido que esta no es la única manera en la que los trabajadores puedan sentirse a gusto y motivados dentro de la organización.


En esta oportunidad, queremos enseñarle algunas herramientas para que su PYME tenga un crecimiento sostenido a pesar de no poder dar dinero como factor motivacional a los colaboradores. Con estos consejos se tendrá la motivación necesaria; eso sí, cuando las condiciones mejoren y tenga mayor disponibilidad, no olvide dar un reconocimiento (dinero) a quienes le apoyaron en los momentos difíciles. Esto aumentará la fidelidad, productividad y confianza de los trabajadores hacia la empresa.

Estas son las herramientas que puede utilizar para incentivar a sus colaboradores: 

- Muéstreles la oportunidad de crecimiento que tienen en la empresa

El crecimiento profesional es algo que se valora mucho. Permítales participar en actividades donde puedan desarrollar sus habilidades y abra espacios para el aprendizaje, no solo en el área que compete a cada cual, sino en otras áreas, tal vez se puedan descubrir nuevos atributos en cada persona y puedan incluso desarrollarse en otras actividades antes no previstas, que le hagan tener un mayor crecimiento personal y profesional. 

- Valore su tiempo

Las personas sienten un gran malestar cuando no hay una valoración real de su tiempo. En ocasiones se les pide aumentar su jornada laboral, cuando no es necesario, se les pide informes que al final nadie ve, se les exige puntualidad a la hora de una reunión y los que la convocan llegan tarde; en fin, esto no debe pasar en ningún momento, si quiere conservar la buena disposición de sus colaboradores. 

- Abra espacios para el esparcimiento

Un ambiente donde se exige mucha de productividad, solamente genera condiciones de mucha tensión y un clima pesado. Las personas; contrario a lo que se piensa, son mucho más productivas y comprometidas cuando se les permite sentirse cómodos en sus trabajos. Las actividades grupales, son una posibilidad para que todos puedan socializar, fortaleciendo los vínculos laborales y la compenetración del grupo. Permítales alguna distracción, escuchar música, tomarse unos minutos de descanso, planificar un torneo deportivo fuera de la empresa, ir a un sitio a comer juntos, etc. Son muchas las cosas que se pueden hacer para lograr que se sientan a gusto y no como robots que solo deben producir; manteniéndolos de esta manera, bien motivados.

- No asfixies a tus colaboradores

Cuando se le asigna una tarea al trabajador, se le está “delegando” una función; por ello, debes dejarlos actuar y no pedir reportes a cada momento sobre su trabajo. Ciertamente se debe hacer una supervisión de los trabajos delegados, pero por lo general, se hace una o dos veces por semana. Así no interrumpirás sus funciones y no huirán de la empresa en la primera oportunidad buscando un respiro. 


- Hable con sus empleados

Debes ser un canal directo para que su equipo pueda expresar sus inquietudes. Este canal permitirá que sepas en todo momento si sus empleados se sienten cómodos en la empresa. Habrá más acercamiento y los colaboradores estarán felices de trabajar en esas condiciones.

- Demuéstreles que su trabajo importa

A todos les ha pasado alguna vez, trabajan con todas las fuerzas y buena voluntad, pero sienten que no es valorado su esfuerzo. No hay nada que baje más la moral de un trabajador que eso. Sabemos que no se debe depender de un alago o reconocimiento para seguir adelante, pero a pesar de que lo sabemos; en el fondo, esto hace bajar el ánimo, porque es una condición natural del ser humano. Siendo sinceros, a todos nos gusta que se nos reconozca el esfuerzo alguna vez. 

- Zapatero a sus zapatos

Debe preocuparse por cuidar de que cada puesto tenga a la persona idónea para el mismo. Puede darse dos casos, y ambos casos son perjudiciales para las partes involucradas: 1. El que no está preparado para el puesto que se le asignó. Esta persona rogará porque cada hora dure un segundo en su trabajo, seguramente querrá salir corriendo de la empresa. Y 2. El que está sobre calificado para el puesto. Este se aburrirá en su trabajo, teniendo mucho más para dar y, de igual manera que el primero, perderá la motivación para continuar. Estos dos casos, son contrarios a los intereses no solo de los empleados, sino los de la empresa que ha invertido sus recursos en estos trabajadores, no obteniendo el rendimiento necesario por cada puesto de trabajo.   

- Horarios flexibles

El horario flexible permite que las personas puedan conciliar su vida familiar con el trabajo, dándoles mayor calidad de vida a sus empleados. Seguramente, verá los frutos de tener esta consideración con sus colaboradores, ya que estarían muy motivados y su bienestar en la empresa se traducirá en mayor eficiencia y productividad.

- Asegúrese de que tengan las mejores condiciones para trabajar

No solo se trata de tener una buena iluminación y un cómodo espacio para trabajar, sino que debe tener buenas herramientas e insumos necesarios para que el empleado pueda realizar debidamente su labor. Trabajar en malas condiciones solo empeora las cosas.

Como puede ver, hay otras maneras de mantener motivado a su personal invirtiendo poco dinero. Ponga en práctica estas herramientas y conseguirá la mejor disposición de sus colaboradores para seguir adelante.