Alimentación balanceada significa salud.  Alimentarse con productos que nos den la combinación necesaria de nutrientes, minerales y vitaminas nos aseguran una buena salud y una mejor calidad de vida, con mejor capacidad de combatir a las enfermedades.   Poder tener una alimentación balanceada con un presupuesto ajustado, es mucho más fácil accesible de lo que crees, pues a veces trabajar con menos puede ayudarnos a comer mejor, ya que comer saludable no necesariamente va de la mano con comer cosas caras.

 

Existen cantidad de alimentos que no implican grandes costos, además, con determinados hábitos, como evitar comer fuera de casa y planear por adelantado lo que vas a necesitar en la semana para las compras del supermercado o mercado, podrás llevar una buena dieta sin afectar a tu bolsillo.

 

Podemos optar por eliminar de nuestra dieta, ciertos alimentos que implican un costo mayor, pero que no aportan mucho en cuanto a nutrición se refiere, como alimentos procesados, preservantes, enlatados, etc. Y aumentar el consumo de frutas, verduras y algunas carnes que proporcionen proteínas al organismo; para cubrir todas las necesidades básicas con un bajo presupuesto, podemos considerar:

 

Beber agua durante todo el día:

El agua, además de no tener calorías, logra satisfacer al organismo y hacer que se sienta lleno, esto aumenta los niveles de energía del organismo y mejora el estado de ánimo.

 

Planifica lo que vas a comer:

Puedes planificar tu menú de manera semanal, quincenal o mensual, considerando las tres comidas básicas: desayuno, almuerzo y cena, después realiza una lista para hacer tus compras y así solo comprarás lo necesario para mantener una dieta balanceada.

 

Planifica tu menú con algunas ensaladas:

Los vegetales sin almidón son excelentes, y se pueden comer en porciones grandes, lo cual saciará al organismo; las ensaladas pueden ser acompañadas por legumbres, menestras, huevos o pescado.

 

No discrimines los productos por marca:

Ya que tenemos tendencia a comprar alimentos por la marca que conocemos o representan, debemos probar con similares, que pueden ser muchas veces mejores y más económicos.

 

Elige los mercados en lugar de supermercados:

Una forma de ahorro es comprar nuestros productos como frutas y verduras en los mercados locales, la diferencia de precio que tienen con los supermercados, será significativa y la calidad de los productos será la misma. No olvides desinfectar todos los productos cuando llegues a casa.


Aprovecha todas las propiedades que te dan las frutas y verduras:

No solamente la pulpa de las frutas o verduras son beneficiosas para el organismo, podemos usar las cáscaras de las mismas para la elaboración de jugos o postres, es el caso de la manzana, la piña, etc.

 

Estos consejos pueden ser tomados en cuenta para que el presupuesto con el que contamos no nos impida tener una alimentación sana y balanceada, encontraremos infinidad de alimentos que además de ser nutritivos, son vendidos a precios bajos.

 

Fuentes:

https://www.vix.com/es/imj/6324/como-comer-saludable-con-poco-presupuesto

https://www.buzzfeed.com/shannonrosenberg/formas-faciles-de-comer-sano-con-poco-dinero

https://www.entrenamiento.com/nutricion/dietas/comer-bien-con-presupuesto-bajo/