Á

lvaro Marcelo Sante Alvarado, es el ganador del premio: “Empresario del Año” en los PREMIC 2016. Este emprendedor tuvo la motivación de brindar una alternativa de salud de calidad a la población en Chala (Caravelí – Arequipa), a través de su policlínico: Servi Médica.


El joven empresario, nos relata que debió empezar de cero, apenas con unos consultorios médicos; y con el paso del tiempo, fueron añadiendo más servicios para poder cumplir con su propósito y satisfacer las necesidades de una población que demandaba salud de calidad.

“Estoy orgulloso de lo que he logrado con mi empresa en estos últimos años, porque hemos tenido la oportunidad de ofrecer y mejorar el servicio en la población y sus anexos, y lograr el más alto estándar de calidad en servicios de salud”.

Sante, señala que su éxito se debe a la constancia y dedicación para lograr las metas y de la confianza en ellos mismos.

“La Caja Arequipa siempre ha confiado en mí. Cada vez que yo he tenido un proyecto han estado allí apoyándome para que yo pueda realizarlos. Recomiendo a Caja Arequipa a todos los empresarios, porque es rápido y siempre tiene confianza en el micro empresario; de tal manera, que nos ayuda a desarrollarnos y juntos crecemos de la mano”.

Actualmente, este centro de salud ofrece los siguientes servicios: Consultorio médico y dental; servicio de laboratorio clínico, tópico, ecografía, psicológico y servicio de botica.

La compañía, se empeña en dar un trato personalizado y directo a los usuarios del servicio, brindándoles la mayor comodidad posible, diagnósticos acertados de ecografía y el menor tiempo de espera en el servicio de laboratorio.

“Empecé trabajando con Caja Arequipa hace 4 años; empezamos todo una travesía juntos en el desarrollo de mi empresa, en la cual, ellos me han financiado constantemente para lograr adquirir equipos para poder abrir y mejorar el servicio de laboratorio clínico, también con respecto al nuevo ecógrafo que tengo actualmente y la mejora de la infraestructura”, cuenta Álvaro Sante. 

Pero no todo acaba aquí, su próximo proyecto consiste en abrir el servicio de radiología y tener el primer radiógrafo digital de la localidad; ampliar el laboratorio y empezar a comprar mayor cantidad de equipos automatizados.

Con gran simpatía, muestra su gratitud con todo el personal de Caja Arequipa; en especial, con su analista, quien ha sido el apoyo incondicional, y se despide diciendo de forma categórica: “¡Gracias Caja Arequipa!”.