El arándano es uno de los mejores frutos por excelencia ya que a parte de ser bajo en grasas y en sodio, es rico en fibras, además de un excelente astringente y diurético, lo que nos aporta un gran valor nutricional. Estudios han ubican al arándano en la posición top por su gran virtud antioxidante frente a todos los frutos y vegetales.

 

El pigmento que le da esa tonalidad azul es la antocianina, encargada de intervenir en el metabolismo celular humano, disminuyendo la acción de los radicales libres asociados al envejecimiento, cáncer, enfermedades cardíacas y Alzheimer, entre otros.

 

¿Te das cuenta por qué los países del primer mundo valoran mucho mucho más al arándano?, es que además de todos estos beneficios generales, este fruto tiene grandes atributos específicos que compartiremos a continuación.

 

Mejora la piel

Los antioxidantes del arándano previenen y reparar el estrés que viene de la oxidación, un proceso natural que se produce durante la función normal de las células, previniendo que estas se dañen durante el proceso de oxidación. Las ventajas antioxidantes y antiinflamatorias contribuyen a un mejor tono y textura de la piel.

Anuncio

Buena para el cerebro

Consumir esta fruta mantiene tu cerebro en gran condición, ya que los flavonoides que contiene potencian tu memoria y mejoran el aprendizaje y otras funciones cognitivas, gracias a que combaten los radicales.

 

Beneficios al corazón y diabetes

Los arándanos son ricos en unos fitoquímicos llamados polifenoles, muy beneficios para la salud, ya que su consumo regular puede ayudar a prevenir patologías asociadas al síndrome metabólico, incluyendo enfermedades cardiovasculares y diabetes, reduciendo en muchos casos,  la necesidad de consumir medicamentos o someterse a intervenciones médicas.

 

Potencia tu memoria

El consumo regular de arándanos aumenta la capacidad del cerebro para recordar cosas, mejorando la función neurocognitiva en adultos mayores.

 

Mejora la vista

Los compuesto de este fruto pueden aumentan el rendimiento visual y mejorar la total visión. Pero  esto no es algo nuevo, ya que los pilotos británicos durante la Primera Guerra Mundial conocían sus grandes beneficios para los ojos y lo consumían antes de volar.

 

Todos estos beneficios en un fruto tan pequeño y que muchas veces no tomamos en cuenta. Ahora ya lo sabes, cada vez que vayas al supermercado, incluye en el carrito varios paquetes de arándanos.