Estamos en una era de emprendimiento en el que surgen muchas preguntas, miedos e inseguridades que parten de la idea de cómo lograr que tu negocio funcione y sobre todo perdure en el tiempo, ya que iniciarse en este proceso demanda esfuerzo, tiempo y por qué no, errores, que, aunque suene extraño, son una clave importante para el éxito porque el objetivo como autónomo es reducir considerablemente el número de errores que cometemos.

Muchos grandes empresarios fracasaron antes de conseguir el éxito, es por eso por lo que el fracaso es un ingrediente esencial en este emprendimiento, aunque puedes evitar llegar a ese punto teniendo en cuenta algunos de los factores claves que a continuación veras agrupados en 6 ámbitos importantes en la gestión de un negocio.

Esto será un ejercicio que ayudará a darte cuenta si tu rutina empresarial te empuja más al éxito o al fracaso, para que de esta manera seas capaz de orientarla hacia un mejor desempeño estratégico y funcional.

Autonomía

Desarrollar constantemente de tus habilidades y seguir la corriente según los adelantos y cambios que se presenten en tu entorno.

La comunicación es indispensable para cerrar muchos tratos ya que interactuaras con muchas personas cada día y es indispensable que trabajes en desarrollar la escucha activa, el lenguaje corporal, la entonación y la empatía.

Aprender a vivir con la incertidumbre ya que el futuro es algo incierto, por lo que deberás trabajar en el presente para crear el futuro que quieres, pero sin la certeza de que todo vaya a resultar como quieres.

La formación previa y continua ayudará a que estés al día de los constantes cambios y puedas caminar junto al futuro sin quedarte atrás.

Estrategia

Una empresa centrada en el cliente
proporcionará mejoras en las decisiones comerciales, produciendo una mayor lealtad que permitirá una gran variedad de beneficios que contribuirán al éxito del negocio.

El foco es necesario para tener claro a que apunta tu negocio y cuáles serán los valores que guiarán tu marca o empresa.

La planificación es una manera sustentable de ordenar el desarrollo del negocio, ya que adoptando esta acción de manera constante aumentará las probabilidades del éxito a largo plazo.

La Agilidad y flexibilidad para rectificar te mantendrá alerta para futuros planes de contingencia en los que se necesite encontrar soluciones inmediatas.

Gestión comercial

Conocer al cliente y al mercado ayudará a crear una estrategia clara que se adapte al público objetivo al que está dirigido tu producto o servicio.

Las ventajas competitivas te ayudarán a determinar el precio según tu producto o servicio y su distribución, con el objetivo de crear un valor diferencial en el mercado.

Generar engagement ayudará a conectar con tu cliente, de esa manera podrás conocer sus necesidades y como estas van a ir cambiando con el tiempo.

La Agilidad para reaccionar a los cambios del mercado le sumará un gran valor a tu marca ya que los cambios son abruptos y constantes, pero al estar al día podrás prolongar el tiempo de vida de tu negocio.

Gestión financiera

Una buena relación con los bancos determinará mayores posibilidades de ayuda y financiamientos, por lo que es importante siempre estar al día en tus pagos para que tu negocio nunca se vea afectado.

La liquidez será uno de los indicadores financieros más importantes de tu empresa, dependiendo del grado de liquidez, se juzgará la capacidad de cumplir las obligaciones en corto plazo y permitirá medir el riesgo de permanecer solvente en situaciones de crisis.

Una planificación contable ayudará a llevar un mayor control de los ingresos y salidas de dinero para que no te topes con clientes morosos.

La estructura de costes ajustada ayudará a tener un colchón en situaciones de crisis, por lo que deberás evitar excesivos costes fijos y derroches en gastos superfluos.

 

Área productiva

La calidad es primordial para determinar si tu producto costará relativamente igual que el de tu competencia directa.

Satisfacer al cliente generará mayor engagement y producirá mejores reacciones y valoraciones hacia tu producto o servicio.

La transformación digital es necesaria porque permitirá que tu equipo esté alineado con la era digital que es lo que mueve la masas hoy en día.

Una buena selección de proveedores reducirá el riesgo de fallos y problemas futuros con tus clientes. Además, la calidad de tus productos se verá reflejada en esa selección, es por eso por lo que ahorrarte dinero solo te traerá doble trabajo y falta de confianza en tus procesos.


Recursos humanos

Un equipo humano capacitado sumará y no restará valor a tu negocio y de esta manera evitaras el constante rote de personal. Es importante poder delegar trabajo con la confianza de que este será bien logrado.

Las capacitaciones continuas mejorarán el desempeño de las funciones, así como también llevarás un control de normas en el ambiente laboral.

Una red de colaboradores externos será de mucha ayuda en ocasiones en las que surjan apuros o inconvenientes que amerite de profesionales en áreas específicas.

Las relaciones entre socios si fuera este tu caso, podrían traer dificultades si no hay una buena conexión laboral, es decir, es indispensable estar cohesionados y complementados.

Tomando en cuenta estos factores, el crecimiento y éxito de una PyME será garantizado. Espero te haya sido útil este artículo.