Si te vas a comprar un auto, ya sea nuevo o de segunda, deberás tener en claro algunas pautas. El seguro vehicular se vuelve un gasto obligatorio anual para cualquiera, sabiendo además, que las coberturas mínimas obligatorias no son altas, es mejor estar protegidos antes cualquier daño.

Pero qué hacer cuando eres nuevo en este tipo de adquisiciones y no tienes claro cuál es el seguro ideal para ti. Con estas 5 claves podrás tener el panorama mucho más claro, para que de esta manera no termines destinando tu dinero en uno que no se adapte muy bien a tus necesidades.

 

Explora el panorama

Antes de contratar cualquier seguro, debes comparar lo que te ofrecen todas las aseguradoras del mercado. De esta formas estarás al día e informado de todas las ofertas y coberturas de cada aseguradora. Por ejemplo, hay algunas que te ponen un GPS en tu auto y si conduces bien y no te pasan las señales, ellos te recompensan devolviéndote hasta el 30% de lo que pagaste al año.

 

Ahorra dinero

Fracciona tu seguro lo menos posible o si puedes hazlo de una sola vez, así la prima de tu seguro vehicular te costará menos ahorrándote la tasa de interés.  Puedes escoger pólizas de bajo costo como las de responsabilidad civil, que te protege únicamente contra terceros.  Así, si no te preocupas tanto por los daños que sufra tu auto, además esta te brinda asistencia vehicular, grúa y auxilio mecánico.

 

No confundas el seguro vehicular con el SOAT

Debes tener claro que el Seguro Obligatorio por Accidentes de Tránsito (SOAT) es obligatorio por ley, mientras que el seguro vehicular cubre principalmente los daños que pueda sufrir el auto (robos, accidentes, choques etc.) De hecho hay seguros que pueden incluirte el SOAT en el plan, de esta manera te ahorra doble tramite y un poco de dinero.

 

Mientras más caro el auto, mayor es el gasto

El valor de tu cobertura dependerá de tu auto, marca, modelo, año de fabricación, uso otorgado y servicios adicionales. Las marcas más caras pagan seguros más costosos por la gran demanda de robos. En Lima, los vehículos más robados son Toyota Yaris y Nissan Sentra.

 

Honestidad con las aseguradoras

Debes ser claro en describir el uso que le darás a tu auto, ya sea como uso particular o comercial, no es lo mismo para una aseguradora cubrir a un auto que hará taxi a otro que será solo para uso privado. También deberás reportar cualquier modificación que le hagas al vehículo, puesto que esto puede incrementar o modificas la prima del seguro.

 

Lee bien el contrato

Revisa detenidamente el contrato aunque sea tedioso, ya que debes de tener claro los siniestros que no estén cubiertos.