S

on muchos los factores que pueden influir en el ambiente de su empresa, por eso es importante mantener un clima positivo dentro de la organización, para poder crecer en armonía.


Cuando el ambiente laboral se torna pesado, el trabajo no fluye, lo que vendría a ser como una carrera con obstáculos; además, es una razón para la deserción laboral, donde por no abordar el tema oportunamente, la empresa puede perder fichas muy valiosas.

Por supuesto, no todo depende de los empresarios o líderes de la organización, existen variables externas que también pueden influir en el ánimo de los trabajadores, como son los temas políticos, recesión económica, y en consecuencia, la disminución en las ventas, además de otros factores externos que se pudieran presentar; en estos casos, ya no depende de los directivos, porque son situaciones que sobrepasan sus facultades. Donde sí se puede tomar control e influir en el desarrollo de un ambiente positivo, es en los factores internos de la organización. 

Los factores internos que suelen perjudicar el ambiente organizacional son los despidos por reducción de personal, espacios físicos inadecuados para  trabajar, bullying organizacional, el no reconocimiento a la labor del empleado, pocos o inexistentes beneficios laborales y falta de dotación de las herramientas e insumos necesarios para que el colaborador pueda ejercer sus funciones adecuadamente entre otros. Todos estos factores pueden ser atendidos diligentemente para mejorar las condiciones generales del ambiente organizacional.

¿cómo medir el ambiente de la empresa?

Las acciones que permiten medir el ambiente de la organización son las siguientes:

-Determinar cómo están las relaciones interpersonales de la organización, cómo se relacionan los líderes con los colaboradores, los directivos con el resto de la organización, incluso los trabajadores entre sí. 

-Reúna a todos los líderes de la organización, para hacerles una entrevista e indagar cómo perciben ellos el ambiente laboral en sus áreas de trabajo, y así poder tener una vista panorámica de lo que está sucediendo en la empresa.

-Haga grupos focales, donde se entreviste a través de un facilitador a otros grupos con jerarquías similares de distintas áreas dentro de la organización, para saber su opinión y percepción sobre el ambiente de cada entorno laboral; donde se puedan analizar e identificar todos los factores que afecten de manera negativa el ambiente organizacional y reforzar las buenas prácticas en este sentido.

-Realice una encuesta al grueso de la planilla con carácter confidencial, donde puedan expresar libremente su percepción del ambiente laboral. Esta herramienta es muy útil, ya que anónimamente los trabajadores manifiestan su sentir sin tapujos, lo que de otra manera sería muy difícil lograr. 

-Haga un análisis de las prácticas que involucren a su capital humano, como son las políticas aplicadas por la empresa en cuanto a beneficios e incentivos laborales, contrataciones, promociones, reconocimientos, etc. Todas estas políticas tienen gran incidencia en el comportamiento del trabajador dentro de la organización.

Teniendo todos estos análisis, se pueden calificar los resultados para saber en qué grado se encuentra el ambiente dentro de la organización, y aplicar los correctivos necesarios que garanticen la existencia un clima positivo en el que tanto los trabajadores como la organización en pleno, puedan tener un crecimiento de forma armoniosa; para hacer de su emprendimiento, una organización próspera.