Poder proyectar tus metas y dirigir un negocio, no es una tarea fácil y mucho menos algo que se vea todos los días. Ser independiente, es el sueño de muchas personas, ya que permite el control de nuestros tiempos, y tiene un impacto tremendo en nuestro crecimiento personal.

La idea de emprender y tener un negocio propio, suele causar miedo en quienes se lanzan a concretar sus proyectos, ya que existen muchos riesgos que evaluar y que podrían complicar la toma de esta difícil decisión. Probablemente esta sea la principal razón por las que muchas personas aún no se han atrevido a ser su propio jefe.

Afortunadamente, muchas personas se han atrevido, teniendo éxito en sus iniciativas, pero esto no solo se debe al sacrificio que supone iniciar un negocio, sino también a los factores económicos, sociales y comerciales que se deben evaluar antes de lanzarse a un mercado completamente competitivo.

Por ello debemos considerar lo que  haremos antes de iniciar un proyecto, y esto supone cuestionarnos: ¿Qué actividad realizaré? ¿Cómo la haré? y ¿Qué tipo de empresa puedo crear? Teniendo en cuenta estas preguntas base, ponemos a tu disposición ciertos consejos para crear una empresa y darle valor:

Descubre tus habilidades: Antes de invertir tiempo y recursos, enfócate en saber para qué eres bueno, ya que esto podría ser fundamental para el éxito de tu proyecto. Muchas veces las ideas son buenas, pero eso no quiere decir que cuentes con todo lo necesario para concretarlas.

Desarrolla una idea: No se trata de incursionar en algo sólo porque está de moda y todo el mundo lo hace, o porque generará mejores ingresos. Se trata de buscar algo que te apasione y que satisfaga las necesidades del público al que te diriges.


Escribe un plan de negocio: Será más fácil trabajar paso a paso tu proyecto si además de fijar objetivos, te enfocas en lo que este representará en tus clientes, para esto debes incluir una misión, visión, análisis del mercado y una cartera de productos o servicios que ofrecerás.

Identifica tu mercado: Esto es muy importante.  Ya que tu producto o servicio no necesariamente cumplirá con las necesidades de todo el mundo, debes saber a quien te diriges y por qué a ellos; y enfocarte en estrategias para llegar a tu público objetivo.


Establece un presupuesto: Una vez que determines cuánto dinero tendrás para trabajar, descubre cuánto necesitas para desarrollar tu producto o servicio y crea un plan de marketing.


Pide asesoramiento: Tener una buena idea, no necesariamente implica que sepas como desarrollarla, por ello infórmate y si es necesario pide ayuda de especialistas que te proporcionarán información para que tu negocio sea un éxito.


Trabaja un plan de promoción: Diseña un plan acorde a lo que quieres que refleje tu proyecto, esto incluye un nombre (marca) vendedor para el mercado y la publicidad necesaria para llegar a tu público objetivo.


Determina tu lugar de trabajo: De acuerdo a la evaluación de clientes potenciales, determina una locación adecuada de trabajo, que sea accesible para ellos y en un punto determinado que le permita hacerse más conocida.


Elabora una agenda: Esto te permitirá ser más organizado y poder completar tus actividades diarias con éxito sin necesidad de sobrecargarte de trabajo.


Iniciar un negocio no es fácil, pero tampoco tiene que ser atemorizante. Ya sea que desees vender un producto que resuelva un problema, construir un negocio rentable para trabajar por cuenta propia, crear oportunidades para las personas que te rodean o generar algo de dinero extra cada mes, estos pasos pueden ayudarte a hacer tus sueños realidad.

Recuerda que lo más importante para conseguir lo que te propones es trabajar hacia tus objetivos con constancia y determinación.  Querer lograr las cosas es tan importante como saber qué hacer.

Fuentes:

https://es.shopify.com/blog/13-pasos-para-comenzar-tu-negocio

https://www.entrepreneur.com/article/267832