La afición peruana está viviendo un gran momento, luego de una larga espera llena de triunfos y fracasos, lágrimas y risas. El pueblo peruano, debió esperar 36 años para revivir la emoción de formar parte en la justa mundial; y para las últimas generaciones, el orgullo y emoción de ver a su ‘blanquiroja’ formar parte de los equipos seleccionados para esta competición.

Las PYMES, han sabido interpretar este momento glorioso que vivimos, para generar productos y servicios dirigidos a satisfacer a las necesidades de los fanáticos unidos en un sentimiento nacional.

En medio de la fiebre futbolística que se ha generado a raíz de la fase clasificatoria de la Selección Nacional, los inversionistas actuaron con celeridad, para cubrir la inmensa demanda de un pueblo apasionado por su fútbol.

Los valores como humildad, respeto y liderazgo de esta nueva generación de jugadores que conforman la Selección Peruana de Fútbol, ha exaltado el corazón de este pueblo, el cual ha querido sentirse identificado con estos valores, representados en este gran equipo.

La fanaticada ávida de portar y utilizar los elementos alusivos a su Selección, “ha reactivado” el sector empresarial; lo que significa, una oportunidad de oro para empresarios y comerciantes.

Gracias a la necesidad de identificarse con la Selección Nacional, se han fabricado y elaborado múltiples productos como gorras, polos, banderas, máscaras, bufandas, pitos y todo tipo de souvenir.

Los restaurantes por ejemplo, realizan actividades y promociones de interés para que los aficionados  vayan a presenciar los partidos en sus locales. Las agencias de viaje hacen lo propio, ofreciendo los paquetes para los viajeros; y como estos, muchísimos negocios más derivados de las circunstancias.

Tanto las PYMES, como las grandes empresas, no se han permitido menospreciar este gran evento, realizando todo tipo de planes estratégicos de marketing, para exprimir al máximo el instante que vive la nación entera. Se han invertido altas sumas de dinero en contratos con jugadores, para utilizar su imagen y demás derechos para uso publicitario, lo que ha de ser todo un plan para convertir esta oportunidad, en un canal para comunicar y conectar con el público en general.

La Selección lleva 14 partidos consecutivos sin perder; seguramente, el gran papel desempeñado por el equipo, ha de calar en los corazones peruanos, indistintamente del resultado final al concluir el Mundial. Las PYMES, todavía tienen mucho que hacer ante una afición muy identificada con sus héroes del balompié nacional.