E

l Balance General, es un estado financiero que muestra la situación en que se encuentra la empresa en determinado momento. Es un instrumento de gran ayuda para realizar diversos análisis de interés interno; pero también de uso externo, ya que otras organizaciones lo utilizan para verificar si hay la solvencia necesaria, para poder establecer una relación comercial. Otro ejemplo de uso externo, es cuando se solicita un préstamo empresarial, donde la entidad financiera requiere del Balance General de la compañía, para realizar el análisis crediticio y determinar si la organización reúne las condiciones para asumir el compromiso de pago correspondiente. 



Concepto y la estructura

Concepto de Balance General

En boletines de Nacional Financiera 2004 define este E.F. como un resumen claro y sencillo sobre la situación financiera de la empresa a una fecha determinada. Muestra todos los bienes propiedad de la empresa (activo), así como todas sus deudas (pasivo) y por último el patrimonio de la empresa (capital). Su elaboración podrá ser mensual, semestral o anual de acuerdo con las necesidades del propio gerente o empresario.

Rodríguez (2000) comenta que el Balance General representa la información acumulada a una fecha determinada, es decir la posición financiera de la empresa su estructura y solidez de la misma.

Estructura del Balance General

Este estado financiero reúne la información de los activos, pasivos y capital contable de la compañía.

Activos 

Lo constituyen aquellos recursos económicos que posee una empresa y que representa un beneficio económico futuro. Los mismos se clasifican en:

- Activo Circulante: lo componen el efectivo y otros activos que se espera se conviertan en efectivo, se usen, o se consumen en el transcurso de un año.

- Activo Fijo: son todas aquellas propiedades tangibles de la empresa que han de ser utilizados durante más de un año en la producción y/o distribución de bienes o servicios que representan el giro normal de la empresa.

- Activo Intangible: es un activo de carácter no monetario, susceptible a valoración económica que a pesar de no ser un bien material, puede generar valor a la empresa.

Pasivos

Son las cargas, deudas o compromisos que asume una empresa. Está constituido por:

- Pasivo Circulante: representan obligaciones a corto plazo cuya duración es menor a un año.

- Pasivo a Largo Plazo: representa obligaciones o compromisos que se tienen que efectuar en un plazo mayor a un año.

- Capital Contable: Está conformado por todos los recursos financieros aportados a la compañía por los inversionistas, así como los dividendos, pérdidas o ganancia que se generen de sus operaciones o actividades.

Pautas que debe tener un balance general

El balance debe estar siempre equilibrado. Los activos deben igualar el pasivo más el capital. Los activos circulantes lo integra el efectivo, así como aquellos que generalmente son agotados o transformados en efectivo durante un período contable en el curso regular de las operaciones.

Los pasivos circulantes, usualmente son pagados en un período no mayor a un año. En cambio, la deuda a largo plazo permanecerá vigente más tiempo, y no será liquidada en un lapso menor a un año.

El capital puede tomar distintas formas: capital, reservas y utilidades retenidas. Las utilidades retenidas no existen en la forma de efectivo. Las utilidades se distribuyen a través de los activos de la firma.

El balance general, es como una radiografía que muestra la situación de la empresa en un momento dado (corresponde a un período de tiempo específico); cambia por tanto, para diferentes momentos en que este se elabore.