L

a diversificación de tu cartera de inversión, consiste en repartir tu capital disponible en distintas inversiones con el propósito de disminuir el riesgo de capitalización; de esta manera, si alguna de tus inversiones no resulta como esperabas, no pone en riesgo las demás inversiones;  en consecuencia, el riesgo es controlado.

Pero, ¿De qué manera podría fallar la cartera de inversión?

Aparte de los cambios que se puedan presentar en los diferentes mercados, por razones económicas, políticas, etc., está la aplicación de estrategias equivocadas de inversión. A continuación, los dos errores que no puedes cometer dentro de la estrategia de inversión:

1- No considerar los niveles de riesgo en cada inversión. Combinar tus instrumentos financieros de forma inadecuada, sin evaluar los riesgos en cada uno de ellos, esto haría colapsar tu cartera, por no analizar debidamente las opciones, omitiendo los riesgos latentes.

2- Sobre diversificar tus inversiones. Al hacer esto, puedes estar invirtiendo en muchas propuestas que generen poca rentabilidad y el propósito de tu inversión no se vea cumplido. 

Todas las inversiones tienen su riesgo pero, hay ocasiones en las que es preferible identificar una buena opción; optando por las que ofrecen tasas o rendimientos un poco más altos, siempre midiendo el nivel de riesgo con antelación. 

Invirtiendo un poquito aquí y otro allá, con bajo rendimiento, difícilmente se consiga lo esperado, a veces hay que correr riesgos controlados para mejores resultados.

Claves para tener una cartera bien diversificada:

- Busca asesoramiento de un profesional en el área de tu interés. La experiencia cuenta, y cuando se trata de invertir tu capital, es mejor escuchar a los expertos en el campo; puedes evitar errores debido a la inexperiencia.

- Estudia el nivel de riesgo de cada inversión, ya que todas tienen distintos tipos de riesgo, de manera que estén combinadas eficientemente, y en caso de fallar en alguna de tus inversiones, no desequilibre tu cartera a punto de quebrar tus finanzas.

- Por último, no es recomendable invertir en asuntos que escapan de tu conocimiento, esto es un error común de las personas que no se asesoran debidamente. Siempre es mejor tener nociones claras; no basta con algunos datos aislados, las inversiones en el mercado de capitales requieren de estudios un poco más profundos analizando su comportamiento y variables.