Leer un libro, será siempre nuestro pase a un mundo de fantasía. Y que mejor que poder regalar ese pase a nuestros niños, incentivando en ellos el gusto por los libros. Más tarde en su vida, estos niños agradecerán y valorarán la lectura como uno de los mejores regalos que puedan haber recibido.  Aquí te dejamos algunos consejos para que puedas ayudarlo a enamorarse de las letras.

 

1. Déjalo que escoja su libro

El niño tiene capacidad crítica y se le debe dejar que él mismo seleccione los libros que quiere leer. La imposición es un mal camino para fomentar la lectura.

 

2. No es una tarea más

Muchos niños empiezan a leer como parte de sus obligaciones del colegio, pero está en el adecuado manejo de los padres, que esta actividad sea de esparcimiento. Se puede incentivar, al inicio, un programa de recompensas para que el pequeño pase un buen rato.

 

3. Ubicar un espacio

De la misma forma en que se adecúa un ambiente para el juego, es necesario que podamos destinar un espacio para la lectura de los pequeños, así, podrán leer en el momento que les plazca.

 

4. Permite la lectura digital

Con el avance de las tecnologías, ahora tenemos que existen muchos títulos en plataformas digitales. Es una buena opción para los chicos, poder descargar libros y utilizar sus dispositivos móviles para leer.

 

5. Establecer una rutina diaria

Aunque no es adecuado obligarlo a leer una determinada cantidad de minutos al día, si es necesario que, hasta que se establezca la rutina, se deba establecer la lectura diaria en el niño.

 

6. Enseñar con el ejemplo

Los niños aprenden desde el ejemplo. Si quieres que tus pequeños lean a diario, pues tu también debes hacerlo. Unos minutos u horas dedicadas a un buen libro, también te nutrirán.  Este es un aspecto muy importante.  Adicionalmente, es necesario asegurar que siempre haya material disponible para leer.

 

7. Anímalo a escribir sus propias historias

Finalmente, tu hijo tendrá más interés en la lectura, si puede volcar todas sus experiencias y deseos en papel. Este ejercicio, requerirá de toda su imaginación, aliéntalo y permite que se exprese con libertad.