En el colegio empecé a jugar fútbol desde los 6 años, y entré al mundo del tenis a los 8 años, durante toda mi etapa escolar y universitaria no he perdido la virtud, perteneciendo a la selección del club Internacional. Escribo este artículo desde mi bureau en el departamento de Marketing de Caja Arequipa. Ya han pasado 15 años desde la primera vez que me inicie con el deporte. Ahora los tiempos son más ajustados pero eso no impide seguir practicando los deportes que me apasionan. Padres o Hijos que están  leyendo el artículo, les quiero comentar ciertos datos y beneficios que son de suma importancia para un buen desarrollo personal y profesional que aporta el deporte.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el 6% de las muertes en todo el mundo se deben a la falta de actividad física, la cual también ocasiona padecimientos como el cáncer de mama y colon, la diabetes y enfermedades cardiovasculares. Hacer ejercicio de manera regular ayuda a prevenir enfermedades y a controlar el sobre peso y el porcentaje de grasa corporal. Además fortalece los huesos, aumentando la densidad ósea y mejora la capacidad para hacer esfuerzos sin fatigarse. Por si fuera poco fomenta la maduración del sistema nervioso motor y aumenta las destrezas motrices.

El deporte, sea cual sea, aporta grandísimos beneficios y no solo a los  niños, sino a todos en general. El deporte, además de valores, nos aporta a otra serie de habilidades sociales que serán muy útiles para que puedan aplicarlas en su día a día. 

Estas son las principales habilidades y los principales beneficios que el deporte aporta a tu hijo y que forma parte de su aprendizaje:

    1. Les enseña a cumplir normas: El deporte es una buena escuela que implica una disciplina, con sus límites y sus normas.

    2. Aprenden a respetar a los compañeros: Aunque se trate de un deporte individual, seguramente lo practique con más compañeros que comparten su afición. Seguramente exista rivalidad, pero el deporte les enseñará a respetar al contrario y también a sus propios compañeros. El respeto es fundamental.

    3. Aprenden a trabajar en equipo: El deporte enseña a los niños a trabajar de forma coordinada para conseguir un triunfo. Existen deportes como el fútbol, el baloncesto o el balonmano; en donde el trabajo de equipo es esencial para lograr el éxito. Sin dejar de valorar las habilidades y cualidades de cada uno, los niños entenderán que el éxito es la suma no solo de todas estas habilidades, sino de un trabajo de empatía y una coordinación entre todos.

    4. Aprenden a esperar: El deporte enseña a los niños a ser pacientes. Nadie se convierte en el mejor ciclista o en el mejor futbolista en un día. Para conseguir ser el mejor hay que trabajar mucho, ser perseverante y sobre todo, tener mucha paciencia.

    5. Les enseña a superar frustraciones: El deporte enseñará a los niños que no siempre salen bien las cosas. Que a pesar del esfuerzo y la ilusión, algunas veces saldrá mal. Pero aun así, no pasa nada,  deben seguir intentándolo, que deben seguir manteniendo la ilusión y el esfuerzo y que en otro momento conseguirán lo que persiguen.