Hemos escuchado muchas veces los términos tarjeta de crédito y débito. Muchos pueden pensar que son iguales pero, son instrumentos de pago muy diferentes. Aquí te explicamos sus distintas funcionalidades.

Una tarjeta de crédito luce muy similar a una de débito, ambas son de plástico, llevan el nombre del banco al que pertenecen y ambas son instrumentos que te permiten realizar pagos.  Cuando se saca dinero de un cajero con una tarjeta de débito  o se realiza algún pago con ella, el importe de la operación es descontado automáticamente del saldo de la cuenta asociada. De hecho, si no se tiene saldo suficiente para realizar la operación, ésta será denegada.  Es decir, los pagos efectuados con la tarjeta de débito se cargan directamente e inmediatamente a la cuenta de ahorros del usuario.

En cambio, cuando se utiliza la tarjeta de crédito, el banco es el que está prestando el dinero. Ese dinero tendremos que devolverlo al mes siguiente o en varios plazos pagando un interés por el mismo. En este caso, la entidad financiera adelanta el dinero independientemente del saldo que se tenga en la cuenta. Por esta razón, antes de conceder una tarjeta de crédito, el banco estudia la viabilidad del cliente, asegurándose de que sea solvente.

En líneas generales, el dinero con el que contamos en una tarjeta de débito, es dinero físico del que podemos disponer, en cambio, con las tarjetas de crédito, es todo lo contrario, el monto asignado, solo puede ser realizado en compras, mas no para usar como disponible, y en caso se requiera del retiro de dinero, este correrá con algún tipo de interés para el pago mensual.

Si hablamos de la cuenta bancaria, en el caso de las tarjetas de crédito, no es un requisito contar con una cuenta bancaria en la entidad a la que se solicita, ya que esto es independiente del uso de la misma, pero en caso de las tarjetas de débito, la apertura de una cuenta en la entidad bancaria, es indispensable.

Contar con una tarjeta de débito, no genera ningún tipo de interés a pagar, en cambio, el uso frecuente de las tarjetas de crédito genera intereses mensuales, por las compras realizadas en cuotas, es decir, se paga aún más por el producto final que pagando al contado con una tarjeta de débito, el monto normal.

Adicionalmente, las tarjetas de débito nos dan acceso  realizar operaciones con los cajeros automáticos, también llamados ATMs.  

Fuentes:

https://www.bbva.com/es/diferencia-tarjeta-credito-debito/

https://economipedia.com/definiciones/diferencia-entre-tarjeta-de-credito-y-debito.html

https://blog.kubofinanciero.com/diferencias-entre-tarjeta-de-credito-y-debito