Pese a que muchos podemos conceptualizar al líder un poco diferente, por lo que, nos lo imaginamos extrovertidos, comunicativos y carismáticos; psicólogos y expertos del área, nos señalas que los lideres introvertidos son el tipo de personas recomendadas para altos cargos empresariales, ya que su tranquilidad puede traer grandes ventajas a la organización.
Este tipo de líderes, poseen la capacidad para escuchar a los demás; actitud positiva que le favorece en el liderazgo, y suelen tener grandes aspiraciones, además de estar constantemente al servicio para cumplir grandes propósitos, con gran humildad y voluntad. No necesariamente son personas tímidas, solo que tienen más facilidad de conectar consigo mismo que con los demás.
Los líderes introvertidos, tienen una relación más relajada con su equipo de trabajo, donde cada persona se siente en la confianza de expresar sus ideas y aflorar toda su creatividad, todo esto, permite conseguir un mejor resultado por parte de sus colaboradores. A este tipo de líder se le hace más fácil delegar responsabilidades.
Además de las características mencionadas, podemos agregar que el líder introvertido suele enfocarse en una cosa a la vez, lo que sugiere resultados más efectivos. Tienen una gran capacidad de concentración y enfoque en lo que quieren lograr.
Estas personas se mueven en el mundo de las ideas y son muy creativas para dar soluciones rápidas y efectivas. Por su personalidad, suelen generar buenos climas de trabajo.
Por último, no debemos equivocarnos con la percepción que tenemos sobre el liderazgo; hay formas de liderazgo que rompen los estereotipos.