Todos queremos ser personas de éxito, pero en ocasiones nuestro pensamiento nos pone en contra de ese anhelo. Nosotros somos nuestros propios enemigos cuando en nuestras mentes adoptamos palabras o frases derrotistas. 
Aquellos que han llegado muy lejos en su carrera, han logrado llegar a un estado mental en el que este tipo de pensamientos son eliminados de sus mentes y sólo pueden enfocarse en soluciones y actitudes positivas. Te mostraremos qué debes eliminar de tu mente para llegar con éxito a tus metas:
- Ser conformista. 
Las personas que no progresan se conforman con cualquier pequeño logro; pero aquellos que surgen en la vida, son quienes nunca están satisfechos con un pequeño logro, siempre buscan ir más allá de sus capacidades, planteándose nuevos retos constantemente y superando uno tras el otro.
- Vivir de la esperanza. 
No todo puede quedar en sueños para una persona exitosa. Es necesario pasar del pensamiento a la acción, todo aquello que sueñas o esperas depende de ti para lograrlo. Todo es posible con la decisión de ir por ese sueño; tú mismo, eres el artífice de todos tus deseos.
- Pensar que no hay nada que ya no se haya hecho. 
Esta idea es totalmente errada. Los inventos están a la orden del día. Todo el tiempo vemos nuevas cosas, avances tecnológicos, inventos, adaptaciones, etc. A pesar de que algo ya exista, se pueden utilizar y aplicar otros recursos a esos que ya existen, de la forma en la que a nadie se le haya ocurrido hacer. Nunca hay que detenerse siempre se puede innovar sobre lo que ya está hecho o, ¿por qué no?, crear algo nuevo.
- Procrastinar.
Postergar las cosas es un mal hábito. La gente profesional y exitosa jamás posterga una actividad o tarea a realizar para buscar un resultado; por el contrario, busca priorizar las actividades y las ejecutan según su orden de importancia.
- No asumir la responsabilidad.
Las personas mediocres siempre buscan culpables cuando algo no sale bien. Esta actitud, nunca pasa por la mente de aquel que es un líder exitoso, el cual, siempre asume la responsabilidad de los hechos, aun cuando no sea completamente su culpa. Esto hace que un líder sea capaz de motivar a los demás y de ser victorioso.
- Pensar que no puedes lograr tu independencia.
Nos podemos pasar toda la vida en nuestra zona de confort por miedo al riesgo y la incertidumbre que ocasiona para algunos, el no tener un ingreso fijo. Lamentablemente las personas que piensan así, siempre tendrán un límite de crecimiento en cualquier organización en la que trabaje. Si tu deseo es llegar lejos y ser exitoso, debes tener la certeza de que eres capaz de lograr lo que te propongas. 
No es sencillo asumir los retos de auto sostenerse y tener un emprendimiento, pero esos retos que tendrás al salir de la zona de confort, te harán más fuerte y atrevido para sortear los obstáculos que se puedan interponer en tu camino. Sólo debes prepararte para asumir el liderazgo de tu propia organización, para que puedas conducirla debidamente y encaminarla hacia una carrera exitosa.