La sociedad del siglo XXI vive una época de transformaciones en la que los emprendedores sociales forman parten integral de los procesos de cambio, para los menos favorecidos. De hecho, estas iniciativas están generándose a nivel mundial, con procesos y modelos de gestión novedosos. El Perú es uno de los países más emprendedores de la región y esta información puede ayudar de mucho. Los emprendedores sociales son como “fuerzas transformadoras”, agentes con nuevas ideas para abordar problemas importantes. Son incansables en la consecución de sus ideas, gente que sencillamente no aceptará un “no” por respuesta, que no abandonará hasta que haya difundido sus ideas todo lo posible.

Según el ‘Informe sobre tendencias globales del 
emprendimiento social’, elaborado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, hoy existen cuatro sectores con más oportunidades globales para emprender socialmente. Estas tendencias responden a un problema existente y buscan lograr un beneficio transformador, estable y sostenible en el tiempo. Son las siguientes:


1.     1. BIOTECH

En esta tendencia se ubican los emprendimientos basados en los recursos naturales y las tecnologías eco amigables, en campos como la agricultura, forestal, agroindustrias, alimentación y agroecología. Aquí destacan aquellos proyectos de reciclaje o "economía circular y recycling. Estas iniciativas nacen porque los efectos de la contaminación son cada vez más evidentes. En ese contexto, los emprendedores sociales buscan soluciones para maximizar la recuperación de materiales, para darles una nueva vida y concientizar a la sociedad sobre el uso responsable de los recursos. Es una tendencia que tiene vasta oportunidad en nuestra sociedad debido a la gran cantidad de basura que se produce diariamente y la precaria estructura de reciclaje de desechos. –La basura es negocio-.


2. INDUSTRIA

Aquí se ubican las iniciativas con base a las tecnologías de la información, la explotación de las energías renovables y otras energías, así como proyectos de productividad industrial sostenible.  En los proyectos de esta tendencia, se explota la tecnología para generar proyectos en campos como la educación, salud o discapacidad. Por ejemplo, emprendimientos de tecnología 3D para fabricar prótesis o APPs que ayuden a pacientes con alguna discapacidad auditiva u oral. En general, se busca que las personas vivan más y mejor.


3. CUIDADOS-SALUD

Se trata de proyectos basados en la salud. Esta tendencia está impulsada por la preocupación de los consumidores por tener una alimentación sana. Por ello se están generando modelos de negocio en los que está presente la prevención de enfermedades. Un buen ejemplo son los proyectos donde se trabaja con agricultores orgánicos a gran escala, para quienes se busca compradores que paguen un precio justo por sus productos. Todos se beneficias, los productores y los consumidores, a quienes se les facilita el alcance de productos más saludables. La salud es una tendencia que nunca pasa de moda y ahora en estos tiempos ha retomado importancia, debido a los tiempos acelerados que desembocan en estrés y complicaciones de salud.


4. INCLUSIÓN CREATIVA

Esta tendencia está marcada por la comunidad, inclusión, sociedad creativa y colaborativa, patrimonio intangible y calidad de vida. Aquí destacan los emprendimientos que se apoyan en la recaudación de micro donaciones a través de Internet. En cuanto a proyectos de inclusión, cabe destacar aquellos que se preocupan por la educación de los niños en riesgo, los cuales son vulnerables debido a la migración o los conflictos. Se busca un futuro más prometedor para todos. Pero sobre todo igualdad de acceso a educación.

“La creatividad no solo permite conceptualizar el proyecto, sino también encontrar fórmulas de difusión y sostenibilidad. La creatividad es el único medio gratuito que puede contribuir más rápido con el crecimiento de nuestro país”.