Los errores humanos son naturales, pero a veces las consecuencias pueden ser devastadoras para cualquier organización o persona. Aquí les vamos a nombrar algunos casos donde se han perdido millones de dólares hasta por el error más simple:
- Elon Reeve Musk. 
El físico inventor y empresario cofundador de Paypal, y Tesla entre otras, ha hecho bajar las acciones de Tesla en un 8,12 %  lo que representa unos 300 millones de dólares, luego de desestimar las preguntas que le hicieran algunos inversionistas por considerarlas “muy secas” o “no muy buenas”. Esta acción fue rechazada por los inversionistas y fue lo que provocó que las acciones cayeran en la Bolsa de New York. Las declaraciones ofrecidas por Musk sobre los requisitos de capital de la empresa no fueron muy claras y le hicieron perder más del 8% de los títulos de Tesla.
- Ronald Wayne. 
Wayne, cofundador de Apple junto a Steve Jobs y Steve Wozniak, vendió su parte del emprendimiento por miedo al fracaso en 800 dólares, once días después de la formación de la empresa. Actualmente, la parte que correspondía a Wayne está calculada en 40,000 millones de dólares. 
- Century Fox.
Luego de desestimar el éxito que podría tener Star Wars, Century Fox le redujo a George Lucas los honorarios por la dirección de la película La guerra de las galaxias y le regaló los derechos de la marca. Actualmente se calcula que la marca tiene un valor total de 20,000 millones de dólares. 
- James Howell
Según declaraciones de Howell a la BBC de Londres, para el año 2009, James Howell de Newport, Inglaterra, tenía juntadas unas 7500 Bitcoins, aunque desconocía su valor. En 2013, su colección de monedas virtuales tenía un valor de 6 millones de dólares. Sin embargo, y para desgracia de Howell, se le cayó un trago sobre el disco duro que contenía la información de su dinero y se echó todo a perder. Luego de descubrir el valor de sus Bitcoins, hizo un esfuerzo desesperado por recuperar el disco duro de un basurero cercano, pero no lo pudo localizar.
Lamentablemente los errores se pagan muy caros, no cabe duda de que cualquier paso que hagamos debe ser con prudencia, ya que de cometer alguna equivocación nos podremos lamentar como lo han hecho los empresarios y personalidades mencionadas en estas historias.