L

a innovación empresarial, la podemos conceptualizar como la mejora del modelo de negocio que tiene una empresa. Implica realizar grandes cambios organizacionales, productivos o tecnológicos en la propuesta que hace un negocio al mercado, con el único fin de ser más eficiente y conseguir una mejor posición o incluso crear un mercado totalmente nuevo donde no existan competidores.  Las empresas que realizan innovaciones empresariales tienen las siguientes capacidades:


- Desarrollan con gran agilidad nuevos productos y servicios

- Se adaptan con facilidad a los cambios en el mercado

- Tienen una visión de largo plazo destinada a cambiar la situación de una industria

- Crean ventajas competitivas totalmente arrolladoras.

La innovación empresarial es el motor que mueve el sector económico y permite el crecimiento de los negocios hasta límites insospechados. Debe ser una forma de vida para emprendedores y pymes que quieran triunfar en el mercado actual en el vivimos.

Tradicionalmente se han confundido los conceptos de innovación empresarial con el de investigación y desarrollo. Y es que, la innovación empresarial va más allá de los límites de los laboratorios de investigación, centrándose en aspectos clave de la relación de la empresa con los usuarios y los consumidores a través de herramientas de gestión, mejora y procesos.

La innovación empresarial está centrando su foco en el proceso de digitalización, aspecto cada vez más presente en la cotidianidad de los usuarios quienes conocen y contactan con una marca a través de internet, donde el canal digital se vuelve idóneo para la comunicación entre empresa y consumidor.

Cada empresa debe establecer cuáles de las herramientas como e-commerce, redes sociales, optimización de motores de búsqueda (SEO), blogging, etc. son aquellas en las que necesita desarrollar y aplicar las virtudes de la innovación empresarial, en función de su sector comercial.

Los elementos que determinan el éxito o fracaso de la innovación empresarial son: Equipo, implementación y propuesta de valor.

Para que estos elementos estén en función de la innovación empresarial, es necesario que dentro del proceso colaborativo, el equipo pueda trabajar, pensar y crear juntos, para actuar de manera coordinada; ya que uno de los impedimentos en la consecución de los cambios planteados, consiste en no tener un personal profesional capaz de poner en marcha el proceso, de manera que no se pasa de los planteamientos teóricos a la acción definitoria para lograr los cambios deseados.

Así mismo, en el proceso de innovación es necesario que el cambio resulte positivo, en el sentido de que exista una propuesta de valor eficaz. Si este aspecto está ausente no hablaríamos de innovación tal cual, sino de un simple cambio.

No hay duda que la innovación empresarial representa un reto importante para las Pymes que deseen realizar nuevas propuestas de valor en el mercado en el que se desenvuelven.