Invertir en la bolsa siempre ha causado una cierta incertidumbre al momento de decidir hacerlo o no, ya que el riesgo es grande y hay que estar preparado para jugársela por así decirlo. Si a veces no sabes qué hacer con el dinero y quieres probar métodos de ahorro o crecimiento “rápidos” esta es una buena alternativa, por lo que se recomienda que seas hábil y tomes en cuenta unos conejos para hacerlo de una manera segura y eficiente.

Estas son algunas consideraciones que debes tener en cuenta antes de colocar tu dinero en el mercado bursátil.

Visitas a las SAB

Las Sociedades Agente de Bolsa (SAB) son el único intermediario para invertir de forma directa en la Bolsa de Valores de Lima (BVL), por lo que tendrás que evaluar el tipo de servicio que te ofrecerán y si te da la confianza necesaria.

Considerar un monto de inversión

Para las comisiones de la SAB, de la SMV y de la BVL, hay que considerar un costo aproximado de 1,3% de la inversión. Estas cobrar comisiones mínimas no hay un monto aproximado para para invertir en el mercado bursátil, puedes colocar cuando dinero quieras, pero corriendo el riesgo.

Diversifica
?

El objetivo de correr este riesgo es abrirte un panorama de inversión, así como en un casino, si pruebas todas las maquinas tienes riesgo a que la suerte corra por algún lado, es igual en el caso de la bolsa, mientras más opciones tengas para invertir y el retorno puede ser más atractivo que lo que te puede ofrecer un típico producto bancario.

Saber vivir con la incertidumbre

Ya que el mercado de acciones es volátil, debes saber que tu inversión te garantiza un retorno en un periodo incierto. Existen varios niveles de riesgo que se pueden combinar en un mismo portafolio.

Asegura tu dinero

Invertir en empresas eléctricas o de consumo puede ser tu mejor alternativa, ya que a estas se les conoce como las "defensivas" porque no son tan volátiles, pagan un buen dividendo y si el mercado no tiene un buen desempeño, no caerán tanto. También puedes optar por las mineras, petroleras o de gas, que aunque tengan una mayor volatilidad, pueden ofrecer mejores ganancias. 

Arma un portafolio

Si recién comienzas a invertir, lo mejor que puedes hacer es un portafolio entre conservador y balanceado, yendo de a pocos, pero siempre evaluándolo con un asesor. Esto te ayudará a llevar la cuenta si surgen ganancias o pérdidas, de tal modo si tu objetivo se cumplió antes de tiempo, lo podrás vender y recoger las ganancias.

Siguiendo estos útiles consejos, tu experiencia invirtiendo será mucho menos desfavorecedora. Recuerda que si no cuentas con la liquidez necesaria para invertir mejor no lo hagas, deberías plantearte el panorama antes de hacerlo, u optar por un mejor método de ahorro o inversión para ti.