Durante este aislamiento en casa, se ha cambiado la dinámica social. Esto es complicado para todos, especialmente para nuestros hijos, que han tenido que renunciar a compartir juegos con sus amigos, a socializar e incluso ir al colegio.

 

A pesar que muchos creen que es solo por diversión, el juego ayuda a mejorar el aprendizaje de los niños, ayuda a ordenar el pensamiento y a desarrollar la imaginación, genera placer, facilita la convivencia, por mencionar algunos.

 

Ya sabemos que el juego es importante, por eso, queremos compartir algunas recomendaciones para aprovechar este tiempo en casa.

 

Dedica un momento cada día para jugar en familia, es importante para los niños que los padres estén presentes en el momento concreto, sin distracciones de dispositivos tecnológicos (móviles, televisión…) y sientan que están conectando con ellos.  Si es posible, es recomendable fijar horarios de modo que sea más fácil organizar las tareas del trabajo y el hogar.

 

Organiza tu tiempo. Juega el tiempo que necesites, sin mirar al reloj. Ríe y disfruta con los más pequeños. Vuelve a ser un niño, da rienda suelta a tu imaginación y crea nuevas aventuras.

 


Todos jugamos. Planifica actividades en que todos los miembros de la familia, puedan participar activamente, pero también permite que los niños jueguen solos, así podrán ejercitar su imaginación y creatividad. No te olvides que el tan temido me aburro es saludable y la antesala de la creatividad.

 

Juegos didácticos. Si te es posible, busca opciones de juegos con contenido educativo que refuercen lo aprendido en las clases virtuales de una forma divertida, recuerda que el tiempo dedicado a la televisión o juegos por computadora debe ser muy limitado.

 

Incentiva su curiosidad y guíalo para que descubra nuevos intereses y esté expuesto a información útil para él.

 



Fuente:

https://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/vista/detalle_articulo.php?id_libro=10&id_articulo=1388

https://as.com/deporteyvida/2020/03/24/portada/1585059073_391039.html