Estos insectos pertenecen a la familia de los lepidópteros, entre las que se encuentran la mariposa. Existen 180.000 especies y sólo el 10 por ciento de ellas es representado por las mariposas diurnas y el resto lo conforman las mariposas nocturnas y las polillas.
Las polillas suelen estar activas en las noches y algo que las diferencia de las mariposas, son sus antenas. Las antenas de las polillas son con formas de plumas o crestas y las de las mariposas son en forma de hilo con una especie de bolita en la punta.
Las polillas también se caracterizan por tener alas más gruesas, ser más robustas y poco coloridas.
Las habitaciones con poco luz son muy atractivas para las polillas. Cualquier ranura presente en su casa representa un buen lugar para ellas habitar. Por ello es recomendable tapar todas las ranuras y grietas, para que no se puedan hospedar allí.
Consejos para eliminar las polillas.
Los insecticidas sólidos, deben ponerse sobre el mueble afectado quitando cualquier ropa u objeto del lugar,  y en espacio abierto, envolverlo con el insecticida sólido dentro del envoltorio y esperar 15 días. Después realizar mantenimiento anual con el insecticida líquido, llegando a penetrar los huequitos existentes con el químico.
Los insecticidas líquidos, se aplican dentro de las perforaciones hechas por los insectos con una inyectadora preferiblemente y luego regar por todos lados con cualquier trapo o brocha. Es importante usar guantes siempre que vaya a realizar alguno de estos procedimientos y en lugares abiertos.
Para eliminar estos indeseables insectos puede valerse también de algunos productos como aceite de laurel, frotando los muebles con el aceite. Al igual el aceite de cedro es muy efectivo.
Los clavos de olor, son un repelente excelente. Pon bolsitas en los espacios que quieras proteger y en los bolsillos de tu ropa. La naftalina, también puede ponerla en bolsitas en sus gavetas, las polillas no la soportan.
Otro método efectivo, consiste en usar una infusión hecha con menta, tomillo y romero; no sólo eliminará las polillas, sino arañas y mosquitos. Utilice un rociador para aplicar la infusión sobre el área afectada.
Un truquito casero que puede hacer, es tomar algunas cascaras de limón y naranja y colocarlas en bolsitas de tela y meterla en los gaveteros y entre la ropa, dejando un rico aroma para el ser humano, pero un repelente efectivo para estos molestosos insectos.
Tome el control y siga estos consejos que le ayudarán a tener una casa libre de polillas.