Muchas veces se puede mal entender el liderazgo con infundir temor entre los colaboradores o más bien buscar ser venerados solo por ostentar un cargo de poder. Compartimos el estudio del profesor Tommi Auvinen quien explica que las diferencias entre el liderazgo clásico y el liderazgo fantasma, pero ¿Qué es el liderazgo fantasma realmente? El Liderazgo fantasma se basa en un liderazgo compartido entre los miembros más importantes del equipo, en el que todo el trabajo que realizan es colaborativo.

El liderazgo fantasma es casi un arte un don que se usa para repartir el trabajo entre determinadas personas, siendo esta una acción dinámica rotativa, en contexto resulta invisible, casi fantasmal; con lo cual los resultados de éxito serán de todo equipo del trabajo.

Gracias al trabajo colaborativo, los avances de las nuevas tecnologías y los saltos en innovación          son posibles, asimismo, ha quedado claro que estos avances no recaen en un liderazgo único, sino en un liderazgo fantasma.

Un filósofo chino lo describe muy bien “Un líder es mejor cuando la gente apenas sabe que existe, cuando termina su trabajo, cumple su objetivo, dicen: lo hicimos nosotros mismos”. Entendemos así que el reconocimiento no recae sobre una cabeza, sino sobre todo el grupo.