La cuarentena ha ocasionado un gran cambio en nuestros estilos de vida. De un momento a otro, hemos cambiado nuestros escenarios laborales y de estudios, para convertirlos en escenarios remotos. Más del 91 % de la población estudiantil del mundo (más 1,575, millones de  estudiantes) se encuentra afectada por el cierre temporal de escuelas y universidades debido a la pandemia de COVID-19, según datos de la UNESCO. Como respuesta a la contingencia, nuestras instituciones educativas se han dado a la tarea de poner en marcha planes de enseñanza remota de emergencia con el fin de que los alumnos no pierdan por completo el año escolar. Desde preescolar hasta posgrado, docentes de todo el mundo han mudado, en la medida de lo posible, sus aulas al entorno virtual.

Mientras todos en casa están ocupados muchas horas entre las clases y las tareas, hay también un grupo de personas, los adultos mayores, que, al no ser nativos digitales, se han visto relegados y afectados por la brecha digital, ya que para muchos es extraño este entorno: aplicativos, buscadores, y ahora el comercio electrónico.


Debemos tener en mente que es necesario incluirlos y ayudarles a entrar al mundo digital. Emplear parte de nuestro día para explicar algunos conceptos básicos en teléfonos inteligentes o computadoras, debe ser parte de nuestra rutina. También es importante que podamos ayudarles a buscar en internet cursos y tutoriales explicativos o en plataformas de enseñanza virtual, donde están enseñando lo básico de las TIC para las personas mayores.


Estas actividades les permitirán además de adquirir nuevas habilidades, mantenerse activos y no perder el contacto con sus amigos y familiares.


Puede resultar sorprendente el nivel de dominio que un adulto mayor puede alcanzar sobre asuntos digitales, aunque al ser un tema nuevo para ellos, siempre va a costar un poco más al  principio.  Cualquier esfuerzo que hagamos por integrarlos al mundo digital va a ser recompensado con una persona más útil, más integrada y seguramente con una sensación muy grande de satisfacción.