Cada vez es más difícil identificar si un medicamento es "bamba", dada la forma tan perfecta como los falsificadores lo vienen fabricando. Por ello, se debe comprar las medicinas en establecimientos autorizados como farmacias y boticas", para ello te daremos algunas recomendaciones a tener en cuenta  para evitar ser víctima de  inescrupulosos.

 

  • Nunca compres  un medicamento sin registro sanitario o sin fecha de vencimiento.
  • Evita comprar tus medicamentos en ferias ambulatorias, mercados de abastos o establecimientos clandestinos.
  • El producto farmacéutico podría estar falsificado cuando su etiquetado tiene faltas ortográficas.
  • Si el envase del producto está deteriorado o no es legible el nombre del producto
  • En el caso de frascos de jarabes el sello de seguridad debe estar intacto.
  • Nunca compres un producto  si tiene estas inscripciones: MUESTRA MÉDICA, MINSA, Licitac. Pública, ESSALUD, FOSPOLI o prohibida su venta.  
  • Cuando el producto no ha hecho ningún efecto en el paciente pasado dos o tres días después de haberlo consumido.
  • Los medicamentos que más adulteran son los antigripales, analgésicos, anti inflamatorios y antibióticos como la amoxicilina, ciprofloxacino y apronax.

 


La falsificación, fabricación y/o comercialización de medicamentos vencidos, de contrabando o de procedencia desconocida y cuyo consumo origine la muerte o lesiones graves, constituye un delito contra la salud pública que se castiga con penas de hasta 15 años de cárcel.

 

El Ministerio de Salud junto con la DIGEMID y otras entidades vienen trabajando  permanentemente en campañas  a nivel nacional para concientizar a la población sobre el gran peligro que existe al consumir medicamento de dudosa procedencia.   

 

Fuente DIGEMID