La micro empresa es una gran fuente de empleo y progreso en el Perú, pero también es un sector en el que todos los años miles de negocios se ven obligados a reconvertirse o fracasar, y aquellos que logran mantenerse, lo hacen en condiciones que requieren un enorme esfuerzo y en algunos casos, sacrificios extraordinarios.   Aunque no hay elementos que garanticen el éxito de un emprendimiento, sí se puede desarrollar algunos hábitos de gestión que nos ayuden en la conducción de nuestros negocios:

 

Conversa permanentemente con tu cliente

Anota la información, ocasionalmente prepara pequeñas encuestas. El éxito de un negocio se basa en sus clientes.  No hay duda que un micro empresario dedicado aprende con rapidez y puede detectar las tendencias y áreas en las cuales puede aprovechar para mejorar sus ventas, pero siempre es fundamental la opinión de los clientes, saber sus experiencias, preferencias y opiniones respecto a nuestra oferta, pídele recomendaciones y consulta acerca de proyectos y planes futuros. Si se hace encuestas, que sean con pocas preguntas, raídas y en un número suficientemente grande como para que sean relevantes,

 

Acopia y registra información de contacto de tus clientes

Registra su comportamiento de compra. Tener un registro de qué productos adquiere cada cliente, con qué frecuencia, cuál es su monto promedio de compra y otros datos nos ayudará a determinar el valor de cada clientes y a partir de eso tomar medidas para conservarlos e incrementar el volumen de negocio con ellos, además de fomentar la recomendación.  La información registrada debe ser revisada con frecuencia, buscando tendencias y comportamientos que nos puedan alertar sobre oportunidades de mejora.

 

Vigila a los  competidores, ¿qué están haciendo diferente?, ¿en qué aspectos les va mejor?, ¿cuáles son su aspectos fuertes y débiles?  

Es importante tener claro qué están haciendo nuestros competidores, la idea no es tanto imitar lo que hacen, aunque es muy recomendable evaluar la adaptación o replicar acciones que ellos hayan emprendido con éxito, sino tener claro cuáles nuestra posición respeto a ellos y como nos compramos dentro del sector en el que competimos

 

Mantén unregistro de la evolución de tu negocio

Considerandolos datos más importantes, tales como las ventas, costos relevantes como alquileres, costo de adquisición de mercadería, pagos al personal. No conduzcamos nuestro negocio a ciegas, desarrollemos al hábito de revisar periódicamente, por lo menos una vez por mes, el avance de nuestras ventas,costos y otros.  Comparemos con meses anteriores y detectemos aéreas donde hay modificaciones significativas, de modoque podamos tomar acciones a tiempo.

 

Proyecta ingresos y gastos. 

Nunca debemos emprender una iniciativa de negocio sin por lo menos tener una estimación de lo que podemos lograr. Estas proyecciones deben estimarse como metas específicas (ventas en soles, número de clientes atendidos, costo promedio de cada atención, etc.) quesean fáctibles de medir y comparar. Estas metas se convierten también un la referencia con la que podemos evaluar nuestro avance, tal como se ha explicado en el punto anterior.



Por: Miguel Salomón Valdivia
MBA