El cuerpo humano,  nos muestra una serie de indicios cuando el organismo no está funcionando normalmente; por eso, con seguridad podremos notar algunos cambios al bajar nuestra función metabólica. A continuación, les mostraremos algunos indicios de que esto puede estar ocurriendo en su cuerpo:
- Piel seca.
- Ganar peso fácilmente.
- Pérdida de cabello.
- Poco apetito sexual.
- Sobrepeso.
- Uñas frágiles.
- Depresión.
- Sensación de frío.
- Fatiga constante.
- Dolor de cabeza frecuente.
Muchas personas tienen que lidiar con estos síntomas sin saber que pueden estar relacionados con una baja de la función metabólica. A cuántos les ha pasado que hacen dietas y no pierden ni un poco de peso; esto se debe al metabolismo lento, al que debemos ayudar realizando actividades físicas e ingiriendo alimentos que permitan acelerar el metabolismo.
El metabolismo, consiste en todos los procesos químicos que atraviesan las células del cuerpo. Este transforma cada uno de los nutrientes que podemos encontrar en los alimentos en energía.  Pudiéramos decir que esta energía, actúa como una especie de combustible que nos permite la motricidad del cuerpo, así como permitir todos los procesos internos, y hasta el pensamiento.
Cuando nuestro cuerpo está en reposo, el organismo sigue consumiendo energía para mantener las funciones vitales del cuerpo. De la misma manera, cuando dormimos, nuestras células se regeneran consumiendo parte importante de la energía diaria que requerimos. 
Debido a la importancia la función metabólica en nuestro cuerpo, debemos procurar su correcto funcionamiento y estar pendiente de los síntomas, que nos pueden indicar si no está funcionando debidamente.