Promover el liderazgo femenino en el territorio laboral ha sido una carrera sin meta final, ya que el acenso a altos cargos directivos aún sigue siendo un gran reto. El principal de ellos es la desigualdad entre hombres y mujeres, algo que viene trabajándose desde hace mucho dada la demanda feminista, pero esa desigualdad se rige por los propios estereotipos femeninos que vienen rompiéndose a medida que pasa el tiempo.

 

¿Sabías que el 70% de las empresas españolas creadas por mujeres sobrevivió a la crisis?, esto se debe a que ellas han tenido que esforzarse el doble que los hombres para conseguir el mismo reconocimiento, lo que las a vuelve mujeres de carácter, una cualidad que las convierten en líderes excepcionales.

El grupo de estudio estudio el comportamiento de 17.000 personas de ambos sexos y dedujo que las ellas son 2 veces más empáticas que los hombres, además de su gran capacidad para manejar conflictos y enfrentar desafíos.  A estas características se le suman su nivel de reflexión, visión a largo plazo, constancia, disciplina y seguridad en sí mismas.

Y aunque los estudios revelen que las empresas lideradas por mujeres tienen mucho mayor éxito, siguen siendo los hombres quienes encabezan altos cargos directivos en pleno siglo XXI. Es importante que tengas en cuenta si eres mujer, estás dotada de una grandeza única y debes tener claras cuáles son tus cualidades como mujer de negocios.

 

·              Tienes actitud positiva

·              Sabes superar los obstáculos

·              Tienen un carácter fuerte

·              Buscas aumentar tus conocimientos

·              Buscas el equilibrio en tu vida

·              Eres apasionada

·              Trabajas duro

·              Eres persistente

 

Tú tienes todo eso y si crees aun no, muchas de ellas podrás adquirirlas si dejas a un lado las dudas y cambias tu forma de pensar. La constancia y dedicación determina lo que eres, nadie más, y si te lo propones puedes lograr que las cosas sucedan.