S

eguramente, usted habrá visto cerrar negocios que recién empezaban, lo que nos lleva a hacernos varias preguntas, y no entendemos en algunos casos cómo pudo pasar esto. A veces da la impresión de que todo marcha bien, pero internamente, los negocios pasan por muchas dificultades que en lo exterior, no siempre se ve.


Lamentablemente, las estadísticas no son muy alentadoras, estas reflejan que el 80% de las pequeñas empresas, fracasan en menos de 5 años y el 90% de ellas, no llega a los 10 años.

¿Cómo es posible esto?, ¿Qué está pasando? Para dar respuesta a estas interrogantes, veamos cuáles pueden ser las causas que alimentan estas estadísticas:

- Capital insuficiente y falta de planificación: Antes de emprender, se debe hacer un diseño y plan de negocio, en el que hay que contemplar el flujo de caja proyectado, para evitar quedarse sin capital y tener que recurrir a préstamos que generan intereses para tener liquidez. En el flujo de caja, se debe contemplar: La inversión necesaria, los gastos generales, ventas, compras y los intereses sobre préstamo de haberlos.

- Se debe estar capacitado en el área: No solo las ganas de emprender son suficientes, también se debe llevar el negocio teniendo la capacidad y pleno conocimiento del mismo. Si el deseo es emprender un negocio de bienes raíces, no solo se debe tener las ganas de hacerlo y una oficina, o el medio de transporte; se debe conectar todo eso con la habilidad de relacionarse y aplicar las técnicas de ventas necesarias, de lo contrario, el plan no estará bien estructurado y fortalecido con las condiciones necesarias.

- Falta de una estrategia de marketing y branding empresarial: Se debe realizar la planificación y aplicación del marketing mix: Desarrollar el producto, analizar del mercado y costos para fijar precio, identificar el mercado objetivo, planificar las promociones a realizarse y en qué plazas; Además, todo lo concerniente al branding empresarial (construcción de la marca). 

- Publicidad inexistente: Podemos tener el mejor servicio o los mejores productos, pero si nadie sabe que existimos, el negocio se va a pique. Hay muchas maneras de hacer publicidad tanto en medios tradicionales, como en medios digitales. Este último, está penetrando con mayor rapidez y eficiencia en el público consumidor. No se puede ignorar el tema publicitario, todos conocemos las marcas más famosas de gaseosas; sin embargo, estas marcas nunca dejan de tener presencia en el mercado. Esto demuestra su gran importancia.

- No se delegan funciones: El emprendedor debe rodearse de un equipo de trabajo con personal calificado para cada área, de esta manera, se puede delegar funciones y el empresario podrá dedicarse a labores más productivas para la empresa. Cuando se quiere hacer todo, las operaciones se vuelven un caos, por la incapacidad de cubrirlo todo.

- Falta de direccionamiento y liderazgo: Los que están a la cabeza del negocio o empresa, deben ser capaces de dirigir los esfuerzos de los trabajadores aplicando un liderazgo participativo, involucrando a cada miembro y dirigiéndoles hacia el logro de los objetivos. Sin una dirección y liderazgo adecuado, el personal pierde el propósito de su gestión y camina sin rumbo hacia los objetivos y metas, causando un desánimo en los colaboradores y afectando las operaciones de la empresa. 

- Carencia de elementos diferenciadores: Tener un producto o servicio que ofrezca satisfacer las necesidades de los clientes de una manera distinta, asegura gran parte del éxito; la innovación es el eje principal en este punto. Si queremos entrar a un mercado específico, se tiene que hacer con un elemento diferenciador que agregue valor a tu propuesta, para hacerlo más atractivo al cliente.

- No hacer un análisis de mercado: Es algo grave no tomar en cuenta este estudio. Una de las cosas más difíciles de superar es la competencia. Se tiene que hacer una estrategia basada principalmente en las debilidades y fortalezas de la competencia, poniéndolas en contraste con las nuestras y añadiendo nuestro elemento diferenciador, para así, superar este obstáculo.

- Mala gestión administrativa: Este, es el más común de los problemas que enfrentan los emprendedores, El mal manejo de los recursos financieros, la corrupción, falta de control en los costos, gastos excesivos, malas inversiones, son algunas de las razones que pueden aniquilar un negocio en poco tiempo. Llevar una buena gestión administrativa es clave para la sostenibilidad del negocio. Se puede contratar un servicio outsourcing para esta labor o contratar personal de confianza y capacitado para ello.
Son muchas las causas que pueden arruinar un negocio, estas son las más comunes; por ello, si desea emprender, toma en cuenta este artículo para prever cualquier problema en tu emprendimiento.