Todas las personas tienen talentos para realizar diferentes cosas; sin embargo, es posible que muchos no hayan descubierto todos sus talentos, porque no se ha visto en la necesidad de hacer algo en lo que pueda aflorar esa capacidad escondida, en ocasiones por muchos años.
Descubrir esos talentos es la meta inicial; luego, ver de qué manera podemos ponerlos en práctica para mejorar nuestros ingresos, ofreciendo un servicio derivado del mismo a los demás.
Usted debe darse a la tarea de dar los pasos necesarios para descubrir y potenciar sus talentos; para ello, empiece por hacer un análisis de sí mismo, para que consiga cuáles cosas usted desempeña con mayor facilidad sobre los demás, considerando también, otras cosas le llamen la atención y le gustaría desarrollar.
Existe la posibilidad de que después de este ejercicio de autoanálisis usted no logre determinar cuáles son esos talentos. Siendo así, llega el momento donde usted puede consultar a sus familiares y amigos sobre lo que ellos pueden observar en usted, qué habilidad especial encuentran en su persona.
Ya estando consciente de esas actividades para las que tiene talento, enfóquese en la mejor opción y comience a difundirlo, para que las demás personas se enteren y puedas generar esos ingresos que deseas tener. En la actualidad es muy fácil mercadear rápidamente, con un bajo costo a través del marketing digital. Utiliza tus redes sociales para mostrar tu nuevo negocio.
Si tu talento consiste en hacer reír a la gente, puedes crear shows para fiestas reuniones, etc. y montar videos promocionales en YouTube, Facebook o cualquier otra plataforma disponible en las redes sociales, que permitan exponer tus talentos a otras personas y organizaciones. 
Busca desarrollar tus habilidades lo más que puedas, infórmate más sobre lo que te gusta hacer y rodéate de personas que tengan más experiencia que tú para que aprendas de ellas, y con un poco de creatividad y disciplina, puedas superarte y trabajar en lo que te puede hacer diferente a los demás.
Si descubres que tienes varios talentos, es necesario que pongas el foco en aquel talento que te guste más, y al que le puedas aprovechar mejor. El enfoque es necesario para volverte un experto en lo que haces, de lo contrario estarás haciendo un poco aquí y otro poco allá, y no te desarrollarás plenamente en nada. Domina un talento y luego pasa al otro cuando estés preparado.