El punto de equilibrio es el elemento central de cualquier negocio, de aquí parten todas las decisiones y estrategias empresariales. Esta herramienta financiera permite saber, cuál es el nivel de ventas necesario para cubrir los costos fijos y costos variables de las operaciones.
Es importante seguir diariamente las operaciones para monitorear las ventas, ya que al poner en marcha la compañía, se incurre en algunos costos fijos como alquiler de planta u oficina, planilla de personal, servicios públicos, etc. y si las ventas, no llegan a cubrir los costos fijos, se tienen que tomar decisiones para aumentar las ventas y de ser necesario, solicitar un crédito para mantener la liquidez de la empresa.
El punto de equilibrio, es el punto donde hay ganancia cero y perdida cero, ni se gana ni se pierde. Una vez superado ese punto comienza a tener rentabilidad la empresa; de no llegar al punto de equilibrio o superarlo, entrará en déficit financiero.
Con esta herramienta financiera podemos determinar los niveles de rentabilidad y solvencia del negocio. Definamos los conceptos que usted debe conocer para poder aplicar las fórmulas de punto de equilibrio de la manera adecuada:
-Costo fijo: Estos son los gastos que se deben cubrir, independientemente de que la compañía esté produciendo ingresos o no. Aquí podemos englobar aquellos gastos mensuales como luz eléctrica, agua, gas, telefonía, planillas de personal operativo, de oficina y ventas, alquileres de planta, equipos de reparto etc. Son todos esos gastos que se tienen que hacer, se produzca o no.
-Costos variables: Los costos variables están relacionados con la producción y las ventas como materia prima, mercancías para la venta, mano de obra directa, etc. A diferencia del costo fijo, los costos variables aumentan en proporción al volumen de producción y de ventas.
Para que nuestro negocio sea rentable, nuestro precio de venta debe ser mayor al costo del producto, obteniéndose un margen de contribución (MC): El margen de contribución es el exceso de los ingresos respecto a los costos variables, es la parte que contribuye a cubrir los costos fijos y proporciona utilidad.
Para calcular el margen de contribución se aplica la fórmula  MC= PV-CV / PV
Vamos a la práctica. El punto de equilibro se determina dividiendo los costos fijos entre el margen de contribución por unidad.
Conociendo el margen de contribución establecido MC=  30% del valor del producto. Para su cálculo haremos la siguiente operación, suponiendo que nuestros costos fijos son CF= 10,000 soles, el costo variable unitario CV= 140 soles y el precio de venta unitario de PV= 200 soles.

PE= CF / MC   sustituyendo   10,000 / 0,3 = 33,333.33  valor total de ventas en soles

Nota: el porcentaje debe ir en tanto por uno: 30% entre 100 = 0,3

Con esta operación, determinamos el punto de equilibrio con un valor total en ventas en soles de: treinta y tres mil trescientos treinta y tres con 33 cts. Es decir, ese es el monto, al que debemos llegar en ventas, con un margen de contribución del 30% para cubrir los costos fijos y variables. De allí en adelante todo es ganancia.
Otra forma de calcularlo para el mismo resultado es con la siguiente fórmula:

PE= CF / 1- (CV / PV)   PE=10,000 / 1 - 0,7    PE= 10,000 / 0,3  PE= 33,333.33 soles en ventas    (ganancia o pérdida 0, en este punto)           

Para determinar el volumen de ventas o cantidad de unidades que debo vender para alcanzar el PE sería con la siguiente fórmula:
     
PE= CF / PV-CV PE= 10,000 / 200 - 140   PE= 10,000 / 60 PE= 166.66 unidades o productos     (volumen de ventas)                       
Este resultado nos da el volumen de ventas o número de productos que debo vender para llegar a mi punto de equilibrio al precio de 200 soles
Espero que esta herramienta sea de gran utilidad para su emprendimiento.