Por lo general, la responsabilidad social (RS), la asociamos con las grandes empresas, en relación a las considerables inversiones que se hacen para desarrollar esa cultura empresarial; Sin embargo, este concepto que nace a mediados de los años 60 en Estados Unidos, ya no es pensado como una actividad con hechos aislados que tienen la finalidad de conseguir algún beneficio a la empresa o que sirvan de estrategias de marketing.
 Este concepto ha cambiado y se ha convertido en una cultura corporativa donde los directivos adoptan políticas, prácticas y procesos que instrumentan un conjunto de aspectos administrativos que llevan a la organización, a tener comportamientos corporativos que infieren, principios de transparencia valores éticos y un mejoramiento continuo en la relación de la empresa con sus trabajadores, clientes y medio ambiente.
Estas políticas, también son aplicadas en la relación de la empresa con sus proveedores, comunidades, gobierno y sociedad en general.
En Perú, la mayoría de las empresas que existen son Pymes. El único paso, que deben hacer las Pymes para adoptar la responsabilidad social como filosofía, es darle formalidad al negocio, ya que no puede haber una Pyme responsable socialmente, si no cumple con los pasos de formalización. Esto pasa por garantizar el bienestar de sus trabajadores, así como su seguridad en primer lugar.
La (RS), da la oportunidad a las Pymes de diferenciarse de sus competidores, ganando buena reputación a través de mejorar sus atributos ambientales, sociales y de los productos y servicios. Para lograr esto, debe haber un esfuerzo por desarrollar el manejo de la comunicación y marketing, para atraer a los clientes y poder posicionarse en el mercado.
Lograr incorporar sosteniblemente estos principios de (RE) dentro de la organización, es tarea de los directivos y gerentes. Difícilmente, sus colaboradores cumplan con esa política de sostenibilidad, si sus superiores no muestran esa actitud.
No importa el tamaño de su emprendimiento, una Pyme puede asumir la responsabilidad social, tomando acciones que velen por la buena relación de la empresa con todas sus partes y el entorno.