La felicidad, es algo que buscamos incansablemente, pero en realidad, la buscamos en las cosas equivocadas. Tiene mucho que ver con lo que está en tu interior. No hay nada físico o material que te haga sentir tan bien, como reconocerte y conectar contigo mismo, y encontrar dentro de ti, cuáles son las acciones que te pueden llenar completamente y hacerte feliz.

Los llamo secretos, porque no todos logran conectar con los que lo hace feliz. Te mostraré algunas cosas que puedes hacer para encontrar lo que buscas:

¿Te sientes pesado, con poco ánimo? 
Una mala alimentación y en horarios desordenados, no permiten que tu cuerpo funcione correctamente, haciéndote sentir  fatiga, descompensación, dolores de cabeza, entre otros malestares y trastornos a tu organismo. Aunque te cueste creerlo, una alimentación adecuada te ayudará a mantener en alto tu estado anímico, porque te hará sentir bien y te quitarás de encima esa pesadez que te desanima a realizar cualquier cosa para mejorarte; es el punto de partida para empezar un cambio desde adentro.

Realiza alguna actividad física.
Combina la buena alimentación con una actividad física. Los ejercicios corporales producen en el cuerpo hormonas llamadas endorfinas. Esta hormona, proporciona una sensación de bienestar y felicidad. Está comprobado que las personas que practican ejercicios, se sienten mucho más animadas y positivas, debido a la acción de las endorfinas y el acondicionamiento físico que te hace sentir más ágil y activo.

Evita el procrastinar.
Es hora de ponerte en acción, no postergues tus planes, puesto que el tener cosas pendientes te generan frustración y ansiedad. Estas son sensaciones contrarias a la felicidad.

Expresa lo que realmente quieres y piensas.
Cuando no nos expresamos sinceramente, escondemos sentimientos, ideas, necesidades que nos van consumiendo por dentro; cuando en realidad, queremos gritar a los cuatro vientos, todo lo que nos guardamos. Es algo parecido a guardar un rencor o sentimiento negativo; nos sentimos mal en nuestro interior y eso debemos evitarlo al 1000 por ciento, es causa de infelicidad.

Ponle ritmo a tu vida.
La música alegre y movida, despierta nuestro estado de ánimo, nos trae a la mente sensaciones de dicha y bienestar, nos provoca expresarnos a través del canto y el baile y nos hace sentir más felices.

Siéntete bien contigo mismo.
Usa tus mejores vestimentas y arréglate como si fueras a una reunión muy importante para ti. Esta práctica sube tu autoestima, te sientes el centro de atracción y la gente puede sentir tu buena vibra. Te hará relacionarte mejor y con mayor fluidez con los demás.

Fortalece tu mente y conocimientos.
No sólo se trata de lucir bien por fuera, recuerden que somos lo que pensamos, hay que cultivar el pensamiento a través de la lectura  y otros aprendizajes que pueda adquirir para enriquecerte y tener una formación cultural importante; esto también subirá su autoestima y le permitirá relacionarse socialmente con mayor altura.
Siga estas recomendaciones, ciertamente la felicidad está en sus manos, con estas simples acciones y pequeños cambios en su vida, logrará ser una persona que irradie felicidad.