L

a estabilidad financiera, es clave para la sustentabilidad de una empresa; debido a que una mala gestión de los recursos financieros, puede hacer que su economía vaya a pique y verse incapaz de continuar con sus operaciones.


Cabe destacar, que no sólo el mal funcionamiento interno en el manejo de las finanzas de la compañía, puede ser la causa de una mala situación para la empresa, existen otras variables externas como los cambios de la situación macroeconómica del país, desastres naturales, crisis política, etc., que también afecten la estabilidad de la organización.

Los más afectados por el mal manejo de las finanzas por lo general son las PYMES; ya que por una razón u otra, se les dificulta mantener esa estructura de funcionamiento necesaria para controlar los movimientos financieros de la empresa de la manera adecuada. Hay empresas, que no han crecido ordenadamente y se sigue manejando las finanzas de la compañía de una forma; si se puede decir, informal.

El punto de partida para aquellas empresas que comienzan a experimentar un crecimiento, es empezar a hacerlo de una forma ordenada y con el personal necesario y capacitado para ejercer sus funciones. Seguidamente, le daré unos tips para mantener la estabilidad financiera que necesita en su emprendimiento:

- Estudia el mercado para ajustar tus precios.
Es importante mantenerse actualizados sobre los costos de producción o productos y el precio de estos en el mercado, por lo que, al no hacerlo, nuestro margen de contribución pudiera verse afectado, y la rentabilidad del negocio en consecuencia.

- Mantén el control del flujo financiero.
El empresario, no puede hacer todas las actividades de la empresa, pues debe delegar y dedicarse a otras cosas de mayor importancia para la misma; sin embargo, por la importancia que tiene el correcto uso de los recursos financieros, es necesario estar al tanto de los movimientos de ingresos y egresos, y demás activos y pasivos de la empresa; siendo así, usted puede identificar algún movimiento contrario a los intereses de su compañía.

- Supervisa el pago de los Impuestos.
Se debe estar pendiente del calendario fiscal, para efectuar los pagos oportunos de los impuestos correspondientes; de no hacerse en su momento, puede acarrear penalizaciones y multas considerables, afectando nuestra situación financiera negativamente. Mantenga conciliados los impuestos al día para evitar males futuros.

- No mezcles tus finanzas con la de la empresa.
Esto es más común de lo que pensamos y un dolor de cabeza para los encargados de llevar la administración y contabilidad de la empresa. Es mucho mejor que usted se asigne un salario mensual y maneje sus finanzas personales con ese presupuesto, en vez de tomar dinero de la compañía sin control para sus gastos personales.

- Haz un análisis de costos y gastos.
Analiza con tu equipo de trabajo las cuentas de costos y gastos, para identificar cuáles de estos se pueden reducir sin necesidad de afectar la calidad de productos y servicios que se ofrecen al cliente. Así podrás obtener un mayor margen de rentabilidad en tu negocio.
Espero que estos tips, sean de provecho para que tengas una estabilidad financiera acorde a tu plan de negocio.