L

as franquicias son una buena opción para emprender; pero se tiene que considerar, que debemos tener conocimiento sobre el negocio que pensamos adquirir, puesto que las probabilidades de éxito de un negocio que apenas empieza, son muy frágiles. De no tener la capacidad para manejar el negocio; el capital invertido se vería en riesgo junto a su franquicia.


Por ejemplo, en datos encontrados en un artículo de publicado por Gestión: “Cuánto cuesta abrir un negocio con el nombre de estas 10 conocidas franquicias de EE.UU”. La cadena alimenticia Pizza Hut, con 16.000 franquicias, requiere de una cuota inicial de $25.000. Una inversión inicial estimada entre $852.000 y $2.100.000 por los restaurantes. Por locales únicamente con servicio para llevar y entregas a domicilio se necesita una inversión inicial estimada entre $297.000 y $528.000. La cuota de servicio: 6% de las ventas netas, cuota por publicidad: 2.5% - 3% de las ventas netas.

El objetivo, es que usted esté lo más seguro posible de tener las capacidades y capital necesario para hacer un emprendimiento de este tipo. Las franquicias, nos ofrecen modelos de negocios probados, contando con una trayectoria y, sus productos y servicios, son conocidos en el mercado ahorrando al franquiciado mucho tiempo, dinero y esfuerzo. 

La experiencia con la que cuentan los franquiciantes es de gran ayuda, ellos saben cómo manejar eficientemente el negocio, y lo más sano, es que sigas sus recomendaciones; Las marcas, deben dar la capacitación al franquiciado para el manejo eficiente del negocio; de igual manera, no todo está en la capacitación, hay mucho que aprender a través de su propia experiencia.

La franquicia debe entregar al franquiciado, un presupuesto de inversión y el franquiciado debe estar en la capacidad económica para cubrir esta demanda. La recomendación es que el capital sea propio, o en sociedad, y en última instancia, un crédito bancario, el cual no debería superar el 25 por ciento del total de la inversión, para una sana gestión financiera.

Muy importante también, es que la franquicia que usted desee iniciar tenga una buena ubicación; buscar un buen punto puede no ser tan sencillo, pero lo ideal es que su ubicación tenga un mercado potencial que permita su crecimiento; además, que sea accesible para usted, de tal manera, que siempre pueda estar cercano a su emprendimiento.

Lo ideal es que su negocio, se capitalice lo más posible el primer año, por eso su capital debería cubrir los requerimientos iniciales  y mucho mejor, que usted no necesite de un sustento por parte de la empresa para sus finanzas personales, por lo menos en sus inicios. 

Por último, otra cosa que se debe tomar en cuenta, es el conocimiento pleno y seguimiento fiel al contrato entre las partes. De esta forma, el franquiciado evitará caer en faltas al contrato, pudiendo así; incluso, perder la franquicia. El contrato, enmarca la relación comercial entre las partes, y usted sabrá perfectamente como conducirse a través de las pautas del contrato, así como sus obligaciones y exigencias contractuales.

Esperamos que esta información despierte su interés por este tipo de negocios que ofrecen ventajas a sus franquiciados, por ser negocios establecidos en el mercado y con una trayectoria reconocida.