Nuestro principal círculo social es la familia, y en pro de la buena convivencia familiar, debemos promover actividades para crear vínculos afectivos más fuertes, así como tener una buena relación con nuestros hermanos y padres, esto permite mejorar la autoestima de los miembros de la familia.


Seguidamente, le mostraremos las top 10 recomendaciones para construir un hogar maravilloso


- Sal de la rutina.
Planifica actividades donde se involucre toda la familia como ver una película, hacer un pic nic en un parque, festejar por cualquier motivo, realizar un paseo, ir al teatro, etc. sólo busque cualquier excusa para compartir un rato diferente con su familia.

-Establezca una meta familiar.
Esto ayuda a involucrar a cada integrante de la familia en un objetivo común, ya sea emprender un negocio, reunir fondos para comprar algo que todos quieran disfrutar, etc. A medida que vaya pasando el tiempo, se van analizando los resultados y realizando los cambios necesarios. 

-Fomente la buena comunicación y un ambiente relajado.
Promueva un ambiente alegre y de confianza, para que todos puedan expresar libremente sus emociones y sentimientos sin temores o reproches, siempre bajo un clima de respeto hacia el otro.

-No descuide los intereses familiares.
Los niños sobre todo, disfrutan en gran manera los momentos compartidos en familia. No se distraiga con otras cosas que impidan ese acercamiento tan necesario. Evite llevar el trabajo al hogar y hacer actividades que causan aislamiento como ver el celular todo el tiempo, o la televisión, etc., comparta más con sus familiares.

-Muestre su gran amor.
Haga demostraciones del afecto que tiene por sus familiares, esto fortalece los vínculos amorosos, y proporciona alegría en su hogar.

-Promueva los valores familiares.
Una familia debe tener principios y valores, para poder vivir sanamente y aportar individuos íntegros que contribuyan al desarrollo de una mejor sociedad.

-Enseñe a tener disciplina.
La formación de cada integrante de la familia, debe pasar por el seguimiento de reglas y límites claros y justos; porque la vida familiar también debe tener un orden, y es a través de la disciplina que podemos conseguirlo.

-Señale el camino.
Con su ejemplo, los padres e hijos mayores, deben guiar los pasos de los pequeños de la casa. Recuerde que los niños son fieles imitadores, y toda conducta que vean en sus padres o hermanos mayores, la copiarán sea para bien o para mal.

-Cultiva la relación con otras familias.
Hay familias que tienen muchas cosas en común, en particular cuando se trata de valores y principios. Una sana convivencia con otras familias, agrega nuevos vínculos afectivos y aporta más elementos para compartir, realizar actividades de recreación, aprender uno del otro, etc. 

-Manténgase informado.
Permanezca al tanto de nuevas herramientas para fortalecer a su familia y ayudarla a crecer cada día más.
La realización del ser humano, pasa por haber tenido un entorno familiar feliz, donde haya aprendido los valores  y la importancia del amor entre sus miembros. Venir de una familia bien construida, nos hace individuos más seguros, y capaces de formar a otros con los mismos atributos.